Zona de riesgo
Foto: Diario Panorama. 

En su cuarta presentación en el Grupo F de la Copa Sudamericana, Defensa y Justicia se quedó al borde de la despedida porque sufrió una nueva derrota frente a Atlético Goianiense. La alineación liderada por Umberto Louzer se impuso por 3 a 2. El futuro de la escuadra de Florencio Varela en este certamen depende de ganar si o si sus próximos partidos y que sus contrincantes no sumen más puntos. Si estas posibilidades no se producen, sus chances de avanzar a los octavos de final se reducen a cero.

En el inicio del primer tiempo, el Dragón buscó el triunfo pero sus remates finales se fueron muy desviados. Sin embargo a través de un penal, encontró la apertura del marcador. En esa posibilidad Marlon Freitas fue el verdugo de Ezequiel Unsain. Luego el Halcón se recuperó de ese golpe y fue en búsqueda del empate con el empuje de Mariano Pieres, Brahian Cuello y Gabriel Altamirano.

En la segunda etapa el conjunto brasileño volvió a inspirarse por el talento de Shaylon, quien cumplió con el 2 a 0 en una definición para enmarcar en un cuadro. En el otro sector, Altamirano ratificó su buen aporte y desde la conducción generó una nueva llegada del cuadro de Florencio Varela. Sin embargo el combinado de Goias sorprendió la buena fe de Unsain ya que se le escurrió la pelota al evitar un cabezazo y se transformó en el tercer tanto del partido.

La formación comandada por Sebastián Beccacece herida en su alma y con la lucidez de una base diferente, integrada por juveniles y algunos futbolistas experimentados, le provocó algunos dolores de cabeza al local. En una de esas oportunidades Lucas Albertengo buscó su gol pero Agustín Fontana de espaldas marcó el primer descuento. Goianiense respondió con un ataque peligroso y estuvo muy cerca de concretar una nueva conquista.

No obstante Defensa no se resignó con el poco tiempo que le quedaba por jugar y fue en búsqueda de la hazaña. Albertengo lució la aureola de los goleadores y fiel a su destino convirtió el 2 a 3. A pesar de su lucha incansable no pudo torcer el rumbo del cotejo y con esta tercera derrota consecutiva se queda con pocas opciones de clasificar a los octavos de final de la Copa Sudamericana. En esta opaca participación quedará en las crónicas indudablemente su buen juego, que llevó adelante en todos los campos de juegos. Con aciertos y errores no cambió su propuesta en estas cuatro fechas a pesar de que las formulas de dos rivales, sobre todo, lo golpearon inesperadamente en el estadio Norberto Tomaghello.

VAVEL Logo