Nicolás Russo: “El fútbol es mucho más difícil que la
política”
Imagen de Nicolás Russo./(FOTO: Prensa Russo)

Nicolás Russo charló con alumnos y docentes de la UAI sobre su pasado, presente y futuro no sólo sobre fútbol donde fue y es partícipe activo sino también sobre política, donde ocupa el cargo de diputado nacional. El expresidente de la institución lanusense naufragó en el recuerdo contando sus primeros pasos políticos en el club de su vida y su segunda casa, donde comenzó como dirigente hasta conseguir la presidencia en 2009. Además, contó sobre su actualidad ya en otro rol dentro de AFA. Russo no sólo es una personalidad muy importante para el fútbol argentino, sino que también lo es para su localidad, donde se postulará para ser intendente del barrio que lo vio nacer. 

 

  • ¿Qué tan difícil es trabajar en la gestión de un club?

 

“Es muy complicado y tenés que aportar el 100 % de vos cada día, pelear y trabajar a full. En un club como Lanús estás obligado a vender jugadores. Para Lanús, ser campeones de la Copa Libertadores en 2017 era generar un déficit de cuatro millones, pero te daba un prestigio deportivo tremendo y permitía que los jugadores aumenten su valor. En épocas que andás bien tenés que vender y promover juveniles. A veces los hinchas me decían ‘¿ahora que están jugando bien los vendes?’ y yo les decía ‘¿Y qué querés?  ¿Qué los vendan cuando jueguen mal?’. También es importante intentar separar el horario del trabajo con el de la familia. Me han pasado muchas cosas durante el trabajo, por ejemplo, yo firmé el contrato de una venta de un jugador de nuestro club en la casa de velatorios por el fallecimiento de mi viejo”.

 

  • ¿Cómo ves actualmente a las inferiores del club Lanús?

 

El proyecto del club siempre fue promover a los jóvenes y sinceramente creo que tenemos una de las mejores inferiores y juveniles de toda Argentina debido a que logramos tener un promedio aproximado: 7 de 10 jugadores de inferiores terminan siendo vendidos a afuera por la gran cantidad de jugadores que son convocados a las categorías inferiores de la Selección Argentina”.

 

  • En 2016 manifestaste que el "básquet es inviable" en torno a lo económico, ¿Cómo fue gestionar a una institución polideportiva en un contexto complejo?

 

En la década de los 70, Lanús fue más conocido por el básquet que por el futbol. Soy uno de los defensores del básquet en el club, pero sin embargo es muy difícil gestionarlo porque no tenés ingresos debido a que los contratos son por año y los ingresos de la televisión no son lo suficientemente buenos, por lo tanto es muy difícil sostener un plantel con las normas que hay actualmente en la Liga Nacional”.

 

  • ¿Es más difícil la política o el fútbol?

 

El futbol es mucho más difícil que la política, no tengo ningún tipo de duda, porque aunque hagas todo bien si no ganas parece que todo ese esfuerzo no es tenido en cuenta para nada, esto es porque el fútbol se maneja por los resultados que es lo más importa siempre. Vos podés hacer un buen trabajo en básquet, futsal y hacer obras para el club, pero si la pelota no entra… no sirve de nada”.

 

 

  • ¿Qué tan difícil fue lograr la renovación del contrato de José Sand?

 

“Con Sand siempre hay lio, pero José es un crack. Es bueno para él y para el club que esté enojado. Cuando está enojado mete goles. Una vez jugábamos con Racing, el renovó el contrato a la mañana y en ese partido metió dos goles. El siempre redobla la apuesta y termina ganando. No es conformista. Puede hacer dos goles pero si erra el tercero se pone mal. En diciembre de 2016 habíamos ganado el torneo y jugábamos contra River por Supercopa. Le quedaban 6 meses de contrato y el técnico tenía dudas, le dábamos vuelta. El habló con su representante y le dijo que jugaba este partido y dejaba el fútbol. Se armó todo un revuelo y salió en todos lados. En ese partido la rompió. Metió un gol y una asistencia espectacular. Ese día la cancha cantaba 'El Pepe no se va' y cuando terminó el partido le dije ‘andá a saludar a la gente que tenés un año más de contrato'.  José tiene para un tiempo largo y después va a ser técnico de Lanús. Está preparado para esto, es inteligente. Estoy convencido de que puede ser entrenador de Lanús, sin duda".

”.

 

  • Si te dieran a elegir entre presidente de AFA o intendente de Lanús ¿cuál elegís?

 

Ser presidente de AFA sería un gran logro para mi carrera, pero nunca me lo propuse y no es algo que busque como objetivo sinceramente. La intendencia como vengo diciendo es el objetivo principal que tengo y quiero cumplir”.

.

 

  • ¿Qué opinás del VAR?

 

Es una herramienta importantísima. El árbitro que está en el VAR tiene más poder que el que está en la cancha. Yo creo que siempre hay que darle la derecha al árbitro (de campo) y cuando es algo muy grosero hay que marcárselo. Yo propuse que se pidan revisiones por cada tiempo, dos para cada equipo. Si el jugador no reclama el VAR no debe intervenir. A veces te terminan cobrando penal de una jugada intrascendente. Si el equipo perjudicado no pide, se debe jugar”.

 

  • ¿Qué pensás acerca del formato de la Copa de la liga?

 

Estoy totalmente de acuerdo con este campeonato, me gusta mucho como se juega en México. Cuando había 20 equipos pedía que se juegue de esta manera, pero claramente a los clubes grandes no les conviene y por lo tanto no apoyan esta idea". 

 

  • ¿Cómo ves el crecimiento del futbol femenino?

 

El futbol femenino se está ganando un lugar, pero lamentablemente de una mala manera. Esto es porque desde la CONMEBOL y la Liga Argentina te obligan a tener futbol femenino porque sino el club no va a poder competir en las copas internacionales (Sudamericana o Libertadores). La forma de que la mujer se meta en puestos de trabajo dentro del ambiente del futbol se resuelve naturalizándolo, los puestos se deben definir por la capacidad de la persona y no por un tema de sexualidad. La AFA está haciendo un fuerte trabajo, está apostando mucho en el futbol femenino. Ahora lo que se necesita es tiempo para que todo vaya fluyendo y cambiando de a poco”.

 

  • ¿Volverías al club Lanús en un futuro?

 

Cuando yo me fui en el 2011 me costó muchísimo hacerlo y más me costó tomar la decisión de volver en el 2015. Generalmente los directivos que se van del club, después les cuesta muchísimo volver. Hoy te digo que no volvería porque no está en mis planes, pero si el club está en una situación complicada y yo estoy convencido de que puedo ayudarlo a salir, seguro volvería porque amo el club”.

 

VAVEL Logo