Así está la situación en cuanto a las renovaciones en Independiente
Domingo Blanco, Andrés Roa y Carlos Benavídez actualmente terminan contrato en junio próximo.

Cada día avanza más el calendario y se acortan los plazos para extender los vínculos de varios jugadores, tanto titulares, como suplentes o fuertes inversiones. Acá te contamos las últimas novedades en este rubro:

 

Domingo Blanco: Posiblemente la renovación que más expectativa genera. Mingo es una pieza clave en el funcionamiento del equipo comandado por Eduardo Dominguez gracias a la dinámica que aporta en el medio, sumado a su gran habilidad para encarar y llegar al área rival. El mediocampista tenía conversaciones avanzadas para ir a jugar (en condición de libre) al Metalist de Ucrania, pero el conflicto bélico entre la nación europea y Rusia acabó con está posibilidad, algo que generó malestar en la hinchada y un rechazo hacia Blanco, quien a base de buenos rendimientos, goles y compromiso recuperó su relación con esta, al punto que hoy la mayoría pide que se quede. Si bien el oriundo de Punta Alta cambió la postura marcada de abandonar la institución que tenía previo a su frustrado fichaje, para renovar este busca tener una cláusula de rescisión baja en caso de que llegue una oferta por él, además de un esfuerzo económico del Rojo que lo convenza de quedarse. De este modo Mingo busca no pasar por el lugar que les tocó a Fabricio Bustos o Martín Benítez, quienes no pudieron ser transferidos en ciertos momentos por el dinero que se pedía por ellos. Las reuniones muestran optimismo, pero la cuestión está lejos de cerrarse. Por si fuera poco, si su situación no se resuelve, es pretendido por el Colón que entrena Julio César Falcioni.

 

Carlos Benavídez: en el caso del uruguayo, como contamos en la semana, Independiente fue notificado de que no debe comprar el 40% del pase de Carlangas (algo que su entorno establecía como condición), lo cual representaba una traba en la negociación. Ante este escenario, el ex Defensor Sporting podría extender su contrato con el Rey de Copas hasta diciembre de 2024 si acepta la propuesta que este ofrece. Evidentemente, la prioridad es el caso anterior, por lo que no se hará una erogación mayor de dinero si el futbolista de 24 años (que en los últimos partidos inició como suplente) tiene altas pretensiones. Recordemos que el centrocampista llegó por 2.5 millones de dólares (transferencia que le costó estar inhibido en FIFA al Diablo) y en su estadía sufrió dos roturas ligamentarias y otras lesiones que lo marginaron bastante tiempo de las canchas, en donde más allá de algunos goles, no tuvo un rendimiento destacado en buena parte de las veces que sumó minutos.

 

Andrés Roa: en cuanto al colombiano, parece ser el asunto más frío de todos. Si bien, cuando empezó a sonar con fuerza que debían renovarle, desde la representación del jugador trascendía que este se mostraba voluntarioso para negociar, hoy el panorama es otro. Más allá de ser un jugador muy usado por Domínguez hasta su lesión (hoy es suplente), el Parce no logró buenos rendimientos y es resistido por parte importante de la hinchada, que lo apuntan como un jugador "apático" y "sin ganas", mientras otros sostienen que es uno de los pocos con la calidad para marcar la diferencia. A un lado esto, lo cierto es que el nacido en Sabanalarga manifestó un "desgaste" que no había expresado anteriormente, el cual (a pesar de que se mostró abierto a las charlas)  inclinaría la balanza a optar por la libertad de acción, al tener al menos dos ofertas de equipos que quieren contar con sus servicios. Debido a esto, Independiente buscará la forma de obtener algún rédito monetario por quien llegó a cambio de 1.8 millones de la moneda estadounidense.

 

Cabe destacar que hay dos casos de contratos que vencen este año pero están sujetos, en gran medida, a situaciones extrafutbolísticas. Esto ocurre con Gerónimo Poblete y Juan Cazares, llegados desde el Metalist ucraniano después del cierre del mercado de pases gracias a  la normativa que sancionó FIFA la cual permite a los futbolistas que trabajan en ese país (liga que se suspendió por el mencionado enfrentamiento bélico), buscar un club donde emplearse hasta que se den las condiciones para retomar la actividad allí. Ambos tienen contrato hasta junio, con opción a extenderse hasta diciembre en caso de que el conflicto se prolongue y evite que puedan desempeñarse en la institución a la que pertenecen.

 

Respecto a quienes podrían irse libres en diciembre de 2022, la Comisión Directiva se mueve para retener a Alan Soñora quien dejó en claro que quiere renovar con Independiente por la oportunidad que le brindó de debutar en primera. El 10 comenzó siendo alternativa, pero gracias a su pegada y a la claridad que le da a los pases y ataques,con su inteligencia y buen manejo de pelota, se ganó un lugar como titular. Por otra parte, se busca renovar al arquero Renzo Bacchia, que hoy en día está debajo de Milton Álvarez en la consideración del director técnico, aunque es un proyecto joven que se buscará mantener.


Sin embargo, también hay renovaciones confirmadas. Durante el mes de abril, Patricio Ostachuk y Julián Romero, estamparon la firma para permanecer en el Rojo hasta diciembre de 2024. El atacante de 18 años (habitual convocado a la Selección Argentina Sub 20), elevó su cláusula de salida a 20 millones de dólares. También continuarán Braian Martínez (a préstamo en Aldosivi) y Rodrigo Márquez, pero ellos  hasta 2023.

VAVEL Logo