La Academia no pudo romper el cero y terminó sufriendo frente a Boca
La Academia no pudo dar un paso hacía delante en la búsqueda del campeonato. Foto: Liga Afa.

El primer tiempo estuvo lejos de ser sorpresivo. El desarrollo del partido se dio tal cual la gran mayoría de hinchas académicos esperaban. Porque conocen a su equipo, su ideología, esa que le inculcó su entrenador. La Academia pasó por arriba a Boca futbolísticamente, pero se encontró con un viejo conocido: la ineficacia.

No había llegado el minuto de partido y ya Racing había acumulado dos situaciones de gol. Frank Fabra sacó en la línea el cabezazo de Galván. Antes hubo un centro de Mena que la defensa rival despejó por poco cuando ya atacantes celeste y blancos esperaban para empujarla.

Lo que se vio en cancha fue claro. El Xeneixe evitó salir por abajo y apostó a la segunda pelota. El mediocampo conformado por Varela, Fernández y Payero fue superado por la presión que ejerció Racing tras perdida.

Con más del 70% de la posesión durante los primeros 45´, La Academia intentó por todas las vías posibles. La banda derecha fue su favorita. La sociedad entre Rojas, Mura y Copetti dio sus frutos, pero no fue suficiente para quebrar el cero. Rossi se vistió de héroe en varias ocasiones, aunque el remate que le bloqueó a Miranda fue su performance más destacada.

Cuando el arquero de Boca no actuaba era porque los propios futbolistas locales se erraban los goles. Por centímetros Copetti y Alcaráz no convirtieron respectivamente tras centros de Mura. Por otro lado, Rojas, de lo mejor de la cancha, también tuvo su chance, pero la tiro por arriba del travesaño.

A pesar del dominio académico, Boca tuvo también dos chances concretas producto de las dudas de Racing en la salida. Dos salidas erróneas, una de Galván y otra de Moreno, produjeron lo que pudieron haber sido goles azules y oros. La rápida composición del aparato defensivo del local hizo que las chances terminaran desperdiciadas.

Rapallini pitó y se terminaron la primera mitad del clásico. Los hinchas académicos parecían estar viviendo una película que ya habían experimentado en el pasado. Es que el encuentro fue muy parecido al último en el que ambos clubes se cruzaron, en las semifinales de la Copa de la Liga. Racing no convirtió y Gago y compañía saben lo peligroso que puede ser esto en el deporte que menos sabe de merecimientos.

Mena y Villa, uno de los grandes duelos de la noche. Foto: AFP.
Mena y Villa, uno de los grandes duelos de la noche. Foto: AFP.

El segundo tiempo comenzó de la misma forma y con la misma tónica que el primero. El libreto de Racing fue el mismo. Al minuto Alcaraz tuvo un mano a mano que tapó Rossi, agigantando su figura.

La diferencia con lo sucedido en la primera mitad es que Racing comenzó poco a poco a desinflarse. La poca eficacia trajo desconfianza y resignación, y esto se notó llegando al final del partido. Fue de más a menos lo del local.

Durante el primer cuarto del segundo tiempo La Academia intentó, pero al enfrentarse con el fracaso nuevamente, el equipo comenzó a bajar su rendimiento. Además, el ingreso de Medina y Vázquez en Boca refrescó el medio y la ofensiva Xeneixe.

Digno de una película de Tarantino o Nolan, el final del cotejo fue apasionante, y con una gran polémica que pudo darle la victoria a Boca. El visitante tuvo una sucesión de oportunidades que increíblemente no tuvieron destino de red. En primer lugar, Arias le tapó un remate espectacular a Villa. Luego, Mura sacó con la cabeza un remate de Fabra que sentenciaba el encuentro.

Faltando segundos hubo un claro penal de Jonathan Gómez tras arrastrar la pelota con la mano. Luego de observar la jugada en el VAR, para la buena fortuna de todo el Cilindro, el árbitro decidió no sancionar el remate desde los doce pasos. Finalizó inmediatamente el partido.

La sensación es agridulce en las periferias de Avellaneda. Como tantas otras veces, y nuevamente ante Boca, Racing mereció convertir, pero la mala definición no lo permitió. El desarrollo del partido dio como superior a los dirigidos por Gago, pero las ocasiones que tuvo el visitante al final hicieron que varios hinchas suspiren y piensen como valioso este punto.

Lo cierto es que La Academia quedó a siete puntos de Atlético Tucumán y la pelea por el campeonato se hace cada vez más difícil. Mas aún si el equipo no responde en los partidos que pueden ser un antes y un después.

VAVEL Logo