Un muerto en el partido suspendido entre Boca y Gimnasia en La Plata
Hinchas de Gimnasia de La Plata en el campo de juego tras la suspensión del partido y de haber escapado de las tribunas donde había gases lacrimógenos. (Foto:@LMNeuquen)

En lo que iba a ser una fiesta en el Bosque Platense por la fecha 24 de la Liga Profesional, terminó siendo una noche negra para el fútbol argentino. Cuando transcurrían nueve minutos de la primera parte, una nube de gas lacrimógeno afectó al campo del juego tanto a los jugadores, como a los hinchas y se decidió suspender el partido. 

Estos incidentes se debieron a que afuera del Estadio Juan Carmelo Zerillo, la fuerzas policiales reprimieron a los simpatizantes de Gimnasia que intentaban entrar a las instalaciones. Esto desencadenó en la muerte de César Regueiro que según informaron fue debido a un paro cardíaco pero su hija Estefanía Regueiro, afirma que papá se murió porque en la cancha no lo asistieron, él estaba vivo y lo dejaron morirse ahí, que mientras intentaban reanimarlo la Policía le tiró gas pimienta en el piso. También se se supo la triste noticia que un niño de siete años perdió la visión por los efectos de los gases.

El ministro de seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni salió a hablar sobre lo sucedido: El fallecimiento se produjo por una muerte súbita. Llegó hasta el hospital San Martín, intentaron reanimarlo sin éxito. Era habitué de la cancha. Tenía antecedentes cardíacos. Dejaba el estadio, se descompensó y murió. La confirmación de la causa de la muerte surge de la revisación médica posterior”. Berni también culpó a la dirigencia del club de haber sobrevendido entradas para el partido contra el "Xeneize".

El presidente del club de La Plata, Gabriel Pellegrino, se defendió de los dichos del ministro de seguridad y le hechó la culpa a la Policía: "Nosotros lo que tenemos para mostrar es que el estadio está habilitado para recibir tantas personas, que teníamos una posibilidad de vender entradas y que lo hicimos, podíamos vender 3.500 y finalmente terminamos vendiendo 3.254". Es mentira que sobrevendimos entradas. Sobraron casi 1.500 entradas de la venta de generales. La responsabilidad es de la Seguridad”.

Una vez suspendido, finalmente, el encuentro al final del primer tiempo por el árbitro Hernán Mastrángelo, los hinchas del "Lobo" saltaron al campo de juego por la desesperación de salir de las tribunas. Esto terminó con menores perdidos en el terreno, a los que la voz del estadio intentó buscar a través de los altavoces.

 

 

Tanto la AFA, Boca y Gimnasia repudiaron los hechos sobre lo ocurrido en la jornada de ayer y mostraron su lamento en las redes sociales por la muerte de César Regueiro.

 

 

El partido, en principio, será reprogramado para el miércoles 19 de octubre en cancha neutral sin público para ninguno de los dos equipos. El encuentro que el "Xeneize" debía jugar con Patronato por la semifinal de la Copa Argentina ese día, se deberá disputar en otra fecha.

 

 

 

VAVEL Logo