Con la cabeza puesta en el histórico cruce de este sábado en el estadio Único de San Nicolás, si Godoy Cruz está solamente a dos encuentros de escribir un nuevo capítulo dorado en su historia en caso de eliminar a Platense clasificará automáticamente a la próxima edición de la Copa Libertadores de América. En este año, el equipo conducido por Daniel Oldrá recupero la imagen que supo mostrar en años anteriores y tuvo un buen papel en la Liga Profesional, ahora continua con vida en la Copa de la Liga y a solamente a 180’ de bordarse su primera estrella.

Después de confirmarse los dos ascensos de la Primera Nacional, Independiente Rivadavia y Deportivo Riestra jugarán en la élite en la próxima temporada por primera vez en su vida, estos dos elencos comenzarán en descenso directo. Claro está, el plus extra que tendrá es que dividirán por un año y en el caso de una serie de triunfos podrán despegar de la zona complicada para seguir en la máxima categoría.

A UN PASO DE LA GLORIA. El Tomba está cada vez más cerca de tocar el cielo con las manos. Foto: Web

 

En este contexto, el club de calle Balcarce arrancará en la ubicación once con 114 puntos, en este año entre los dos torneos sumó un total de 63 unidades. Algunos que estarán caminando por el precipicio son: Lanús (26°), Vélez (25°), Unión (24°), Platense (23°), Central Córdoba (22°), Sarmiento de Junín (21°) e Independiente (20°).

Por último, este escenario será una buena noticia para el Tomba debido a que si o si el año que viene juega una competición internacional ya está adentro de la Copa Sudamericana 2024 y tendrá en su agenda jugar tres frentes. En el calendario del Expreso disputará la Copa de la Liga (primer semestre), Copa Argentina (aún no hay rival confirmado ni sede), Liga Profesional (post Copa América de Estados Unidos) y el certamen internacional.

 

 

 

VAVEL Logo
Sobre el autor