Simeone, ídolo 'rojiblanco' fuera y dentro de la cancha

El argentino es uno de los grandes ídolos de la afición 'colchonera'. El ex volante del seleccionado se afianzó en el mediocampo del 'Atleti' comandado por Antic y llevó a su equipo a obtener la Liga y la Copa del Rey 1995/96. Ahora, el 'Cholo' va por otro hito en la institución madrileña: la Champions League.

Simeone, ídolo 'rojiblanco' fuera y dentro de la cancha
El 'Cholo' se convirtió en capitán e ídolo tras su primera temporada en el Atlético. Foto: Cholismo.com.

Siempre fue un león dentro del campo de juego. Un jugador que quizás no brillaba por su gran técnica, pero sí por la garra para jugar. Diego Pablo Simeone, se erigió como uno de los mejores volantes argentinos y uno de los grandes ídolos del Atlético Madrid. Ahora, como DT, el ex jugador del seleccionado albiceleste busca llevar al Colchonero a tocar la famosa Orejona y, así, coronar la gran temporada del equipo y darle otra alegría a la afición, que quiere volver a gritar campeón.

Surgido de las inferiores de Vélez, Simeone ya se destacaba como un polifuncional volante y un jugador líder dentro del equipo. Luego de un paso por el Calcio (jugó en el Pisa) y tras una gran temporada en el Sevilla de Luis Aragonés llegó al Atleti, quizás sin pensar que se convertiría en uno de los jugadores más emblemáticos del equipo madrileño.

Aunque fichó en 1994 para el Colchonero, el Cholo Simeone explotó en la temporada 1995/96, cuando lideró a su equipo directamente al doblete. La Liga y la Copa del Rey quedaron en manos del Atlético y España se vio vestida de rojiblanco

El 10 de abril de 1996, en Zaragoza, ante un estadio repleto de hinchas de ambos clubes, el Atlético Madrid venció al Barcelona por la mínima diferencia con gol de Pantic. Los aficionados debieron sufrir y esperar a la prórroga para poder decidir quién se quedaría con la Copa, ya que el encuentro finalizó 0-0.

En la prórroga, a los 102 minutos, Delfí Geli se escapó por la derecha y mandó un centro preciso para Pantic, quien provocó el delirio de la gente con su gol. Minutos más tarde, ambos equipos se quedaron con un menos, pero el daño estaba hecho y el Barça no pudo encontrarle la vuelta al encuentro. El Cholo fue vital para el equipo, siendo la rueda de auxilio y el jugador que le brindaba orden táctico dentro de la cancha.

Ya con un título bajo el brazo, Simeone y compañía se encaminaban directamente al doblete. El Atlético Madrid había roto una sequía de 19 años sin títulos con la obtención de la Copa del Rey y quería hacer historia logrando el primer doblete en su historia. Esa Liga tuvo la particularidad de contar con 22 participantes, marcando un récord en la cantidad de equipos. Sin embargo, el Colchonero fue el mejor de la temporada y pudo alzarse con el título. 

En sus filas, el Atleti contó con el Mejor jugador iberoamericano de la Primera División. Diego Simeone se destacó en el mediocampo rojiblanco y fue premiado con el Trofeo EFE. El ex mediocampista del seleccionado argentino fue elegido sobre sus compatriotas Marcelo Ojeda (Tenerife) y Mauricio Pochettino (Espanyol).

El Cholo fue uno de los valuartes más importantes del equipo de Radomir Antic, manteniendo la disciplina y la garra en el mediocampo. De carácter fuerte y temperamental, Simeone se erigió como un líder nato en el conjunto rojiblanco transformándose en capitán e ídolo.

Tras zafar del descenso y consagrarse campeón como jugador, la historia vuelve a repetirse... Vale nomás recordar en qué situación se encontraba el Atlético Madrid antes de la llegada de Simeone como DT, en lo que sería su segunda experiencia europea (había dirigido al Catania en 2011). El Cholo transformó un equipo que peleaba por no descender, en un equipo que va por el título más importante de Europa, devolviéndolo a los primeros planos del fútbol mundial.

¿Podrá volver a hacer historia? Simeone tiene acostumbrada a la afición a hacer grandes logros y la afición siembra sus esperanzas en este gran ídolo rojiblanco.