Partido por la historia

Brasil superó cómodamente a Haití, que jugó uno de los partidos más importantes de su historia, incluso anotando un gol. A pesar de los siete goles recibidos, la selección caribeña jugó un aceptable segundo tiempo.

Partido por la historia
Coutinho, autor de un hat trick, fue la gran figura | Foto: El Comercio Perú
Brasil
7 1
Haití
Brasil: Alisson; Alves, Miranda, Santos, Luis; Casemiro, Costa, Elías, Rafinha; Jonas, Hulk.
Haití: Placide; Goreux, Genevois, Mechack, Jaggy; Marcelin, Hilaire, Lafrance; Louis, Guerrier, Nazon.
MARCADOR: 1-0, min. 14, Coutinho. 2-0, min. 29, Coutinho. 3-0, min. 35, Augusto. 4-0, min. 59, Gabriel. 5-0, min. 67, Lima. 5-1, min. 70, Marcelin. 6-1, min. 86, Augusto. 7-1, min. 92, Coutinho.
ÁRBITRO: Mark Geiger (EEUU). Amonestados: Goreux (min. 25), en Haití. Casemiro (min. 38), en Brasil.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la segunda jornada del Grupo B de la Copa América Centenario, disputado en el Citrus Bowl stadium, Orlando, EEUU.

El 8 de julio de 2014, Brasil caía en semifinales de su mundial ante Alemania por 7-1, uno de los golpes más duros de su historia (si no el más doloroso). Hoy, un año y 11 meses después exactamente, se repite el resultado, pero, esta vez, a favor de la Verdeamarelha, que aplastó a Haití por la fecha 2 del Grupo B de la Copa América.

El partido en sí no tuvo mucho misterio: con los dos equipos visiblemente dispares, Brasil sólo tuvo que aprovechar sus chances para dejar sin nada a los haitianos. De hecho, en la primera media hora de juego, ya goleaban por 3-0 y Haití no llegaba al arco de Alisson Becker, que recién debió responder a un remate de Jean Alcenat, el mejor de los caribeños, sobre el final de la primera mitad.

El segundo tiempo arrancó igual al primero: 15 minutos y primer gol brasileño, que se ponía 4-0, ampliando a cinco a los 67 de juego. Pero ahí se hizo un pozo para los de Dunga: a los 70 descontó Haití a través de James Marcelin y Brasil no pisó el área rival durante 10 minutos. Luego, comenzó el show de atajadas de Johnny Placide, que se lució manteniendo el resultado durante otra decena de minutos, hasta que su resistencia se vio penetrada por Renato Augusto y Philippe Coutinho, autor de un hat trick. 

Si bien los de centroamérica ya se saben fuera de la Copa, les queda la tranquilidad de haber mostrado un gran desempeño contra Perú y de no haber bajado nunca los brazos contra un gigante como es Brasil. Ahora, los espera Ecuador y el regreso a casa, que querrán hacer con, al menos, su primera victoria en un torneo de primer nivel.