La obligación de clasificar

El seleccionado de Paraguay debe conseguir una victoria para reafirmar el trabajo hecho por Ramón Díaz y demostrar que el cuarto puesto en Chile no fue una casualidad.

La obligación de clasificar
La obligación de clasificar

La derrota frente a Colombia dejó a Paraguay al borde del abismo. Es que el conjunto guaraní apenas consiguió un punto de seis, gracias al pobre empate frente a Costa Rica, y se ubica tercero en la tabla del grupo A, posición que lo dejaría afuera de la Copa América Centenario.

Luego del cuarto puesto en la Copa América de Chile 2015, en donde dejó una buena imágen, parecía ser que el equipo dirgido por Ramón Díaz empezaba una etapa de reconstrucción. La mejor forma de reafirmar eso era en esta nueva edición, en la que Paraguay se erigía como un rival difícil.

Sin embargo, los resultados fueron muy distintos a los esperados. En su primer partido, se midió ante Costa Rica, un equipo que llegaba con el título de ser la revelación del Mundial 2014. A pesar de que se esperaba mucho de este encuentro, ambos demostraron un bajo rendimiento y apenas terminó en un 0-0 que les permitía sumar un punto.

En su segunda particiación, los Guaraníes se enfrentaron a Colombia. Allí el equipo comenzó abajo por 2-0, pero en el segundo tiempo hizo un gran esfuerzo y fue en busca del empate, aunque no le alcanzó y cayó 2-1. Para su mala suerte, Estados Unidos había vencido a Costa Rica y se posicionaba segundo, sacándolo de la zona de clasificación.

Ahora, el seleccionado paraguayo tiene un panorama complicado y debe vencer a Estados Unidos, su rival de esta noche, que viene en levantada y busca su pase a la siguiente ronda para demostrar su poderío como local.

Sin dudas, Ramón Díaz deberá pensar bien este partido para conseguir los tres puntos que lo depositen en los cuartos de final, debido a las necesidades de volver a ser una selección protagonista tal como lo fue en la edición anterior de este torneo y ratificar los resultados obtenidos.