En picada

Aunque empezó con una victoria ante Bolivia por 2-1, a Panamá no le alcanzó para seguir con vida en la Copa América y, tras dos caídas consecutivas, quedó eliminada en primera ronda.

En picada
El plantel de Panamá en el partido ante Chile. Foto: Olé

La Selección de Panamá era debutante en esta Copa América Centenario, el torneo de fútbol más importante que iba a jugar en toda su historia; pero, aunque tuvo un buen comienzo, esto no fue suficiente para seguir avanzando en el torneo y, tras finalizar el Grupo D, el plantel deber armar las valijas para retornar a su país con el dolor de que no alcanzó todo lo brindado en la cancha.

Una simple frase resume la actuación de la Selección de Panamá en la Copa América: en picada. El debut no pudo ser mejor; era la primera vez que los Canaleros disputaban este torneo y lejos de defraudar a su público, el equipo brindó una buena imagen. La victoria ante Bolivia por 2-1 no sólo ilusionaba con la clasificación a la siguiente ronda, sino que lo dejaba como puntero del grupo junto a la Selección Argentina.

Todo lo hecho en la primera fecha se vio desdibujado ante el otro líder del Grupo D, donde se notó la gran diferencia que había entre los dos equipos; esto quedó demostrado en el campo de juego y la diparidad, también, se manifestó en los cinco goles que marcó Argentina contra los cero marcados por los panameños.

A pesar de la goleada sufrida en contra, la Selección de Panamá llegaba a la última fecha con posibilidades de obtener la clasificación a la siguiente etapa, dependía de sí misma y debía ganarle a la Seleción de Chile para así seguir avanzando en el torneo más importante que había disputado en toda su historia. 

No alcanzó, y el buen desempeño brindado ante Bolivia quedó en el recuerdo en esta Copa América. Aunque Panamá comenzó ganando el partido ante Chile y se aseguraba el pase a la siguiente ronda, el encuentro se hizo cuesta ariba y la Roja dio vuelta el resultado, lo que significó la derrota para los Canaleros y el final en la Copa América Centenario.