Qué equipo Tite

La llegada de Tite a la selección de Brasil le cambió la cara completamente. De ser un equipo que se complicaba con conjuntos de mucha menor jerarquía, pasó a ser una maquina de fútbol y goles en cuestión de meses.

Qué equipo Tite
Todos los abrazos son para Gabriel Jesús (9), el centrodelantero que Brasil necesitaba y que el nuevo entrenador consolidó. Fuente: El Universo

Nadie lo conoce como Adenor Leonardo Bacchi fuera de su familia o amigos íntimos. Pero Tite está haciendo sonar fuerte su nombre en el fútbol mundial. Eligió tomar el hierro caliente que es la verdeamarela y parece que los únicos que se están quemando son los que enfrentan a su equipo.

Tras 26 años de carrera como DT, paseándose por todas las categorías de Brasil más dos cortos pasos por Emiratos Árabes, le tocó su turno. Parecería conveniente que su primer partido haya sido después de los Juegos Olímpicos, con un Neymar ya motivado y un público más contento por la medalla de oro como local, per hay que destacar que el tomó el cargo en Junio, mucho antes de los Juegos.

Desde entonces, ganó sus cuatro partidos, con 12 goles a favor y solo uno en contra, que es exactamente eso, un gol en contra, ya que lo hizo Marquinhos en propia puerta. A pesar de esa mala fortuna, el defensor del PSG es justamente uno de los pilares de esta renovación de plantel, y será el encargado de marcar a Messi en Belo Horizonte. Otra de las piezas vitales que agregó el entrenador campeón del mundo con Corinthians en 2012, es Gabriel Jesús. El joven centrodelantero es una de las grandes promesas del fútbol carioca, y en estos primeros cuatro encuentros tiene un promedio de uno por partido, gracias a la buena sociedad que armó con la gran estrella del equipo, Neymar.

El compañero y amigo de la Pulga entendió rápidamente lo que quería el DT de él, y lo demostró con tres goles y cuatro asistencias en solo tres encuentros, ya que no estuvo presente en el último, la victoria 2-0 ante Venezuela. Se limpió las amarillas que tenía acumuladas para no correr el riesgo de perderse el clásico de las Américas.

Desde el juego, Brasil parece Brasil otra vez. Un nueve goleador, un habilidoso con gol y que da asistencias, y una dupla de centrales dura, sin dejar de lado los clásicos laterales con subida y buscando recordar el jogo bonito. Los del Patón no la van a tener nada fácil ante un equipo que volvió a sonreír y usa esa felicidad como su arma más letal.