Ni el rebote del final te va a salir

Brown jugó mejor, a pesar de la desventaja numérica, pero no pudo doblegar a un débil Estudiantes, que festejó sobre la hora y se llevó demasiado premio.

Ni el rebote del final te va a salir
Al final, el que festejó en Adrogué fue Estudiantes | Foto: Huaman Sosa

Brown de Adrogué es de los equipos más regulares del torneo, pero eso no siempre es positivo. En sus últimas siete presentaciones, lleva dos victorias, tres empates y dos derrotas, incluyendo la última como local contra Estudiantes de San Luis.

En este encuentro, sin embargo, parecía que se rompía esta paridad y que se aumentaba el saldo positivo. Con buen juego, y especialmente un rival que no proponía ni amenazaba, fue construyendo un partido interesante, que lo hizo amplio merecedor de los tres puntos durante la primera mitad, con un tiro al travesaño inclusive. 

Aunque la segunda etapa parecía que iba a complicar sus chances, ya que, a los 20 segundos, Daniel Franco vio la segunda amarilla y expulsión, la superioridad numérica de la visita no se hizo sentir, teniendo el Tricolor un juego más vistoso y complicando en varias ocasiones al arquero Facundo Lupardo, jugador clave para que el local no se adelantara en el marcador.

Con esta comodidad en el juego, varias chances desperdiciadas y los postes del lado de Estudiantes, el partido se acercaba a su final con empate a cero, pero un tiro libre, quizás en la única clara de la visita, cambió todo.

Tiempo de descuento, ya habiéndose cumplido los 90 reglamentarios, y el árbitro concede un tiro libre al Verde. Ya sin nada por perder, toda la visita estaba en el área, esperando el remate de Israel Roldán, que terminó impactándose en la barrera. Sin embargo, el volante no se rindió y sacó un disparo fuertísimo hacia la posición del buen arquero Martín Ríos. Pero no siempre se puede brillar, y esta vez, producto de la potencia del tiro, el rebote del golero salió para arriba y terminó incrustándose en el techo del arco. Gol, saque del medio y final. 

Con el resultado adverso, Brown ya casi pierde la esperanza de pelear por el ascenso, aunque quedan 11 fechas (30 unidades en juego, ya que hay fecha libre), y están a 14 del segundo puesto a Primera División. Aún así, el objetivo de sumar un buen colchón de puntos que les permita otra temporada en la B Nacional está cumplido, y ahora ya deben poner la vista en su próximo rival, que será Douglas Haig

Por su parte, Estudiantes navega en la segunda mitad de la tabla y, aunque no está complicado con los promedios, ya empieza a mirar de reojo la temporada venidera, donde tendrá el gran desafío de no perder la categoría. La próxima jornada, será local del escolta, Brown de Puerto Madryn.


Share on Facebook