La vuelta de un viejo conocido

Carlos Mayor será el entrenador de Argentinos Juniors en el Campeonato de Transición 2016. El DT integró, como jugador, el plantel del Bicho que fue campeón de la Copa Libertadores 2015. Además inició su carrera de la línea de cal hacia fuera en la institución de La Paternal.

La vuelta de un viejo conocido
Foto: Twitter Oficial

En el primer semestre del 2016, Argentinos Juniors tendrá la obligación de cambiar la cara respecto de lo ocurrido en la última temporada. El conjunto de La Paternal tuvo que esperar hasta el último día del extenso torneo de 30 equipos para evitar el descenso. Por eso, el objetivo para El Bicho en el verano fue reforzarse de manera tal que tenga un mayor poderío en todas sus líneas y no tener que padecer nuevamente esta lucha hasta el último minuto.

Pero el principal cambio del elenco cuyo último campeonato en primera división fue en 2010, pasó en la conducción. Tras el fatídico 2015, y antes del cierre de la temporada, el entrenador Néstor Gorosito afirmó que, sin importar cual fuere el desenlace, dejaría la institución. Tras este comunicado, la dirigencia se movió rápidamente para contratar al ídolo Carlos Mayor, quien llega tras dirigir a San Martín de San Juan en el último año.

El DT de 50 años (5 de octubre de 1965) es adorado por los hinchas ya que integró el famoso plantel que ganó la Copa Libertadores de 1985 y el campeonato nacional de aquel año. Con la tranquilidad de comenzar la temporada con el hincha “en el bolsillo”, Mayor ya mostró en el verano que su equipo será distinto de aquel que plantó Pipo en el último año.

Desde los números llegó un cambio: del tradicional 4-4-2 (o su variante 4-4-1-1), el entrenador cambió y ensayó en la pretemporada un 4-2-3-1. Su idea de juego pasará por una defensa aguerrida y que tenga poca distancia de los dos marcadores que intentarán dar contención en la mitad de cancha. A partir de la velocidad en los costados y la referencia de un enganche -el cual será el Pocho Insúa si está bien físicamente-, el combinado que suele vestir de rojo y blanco buscará explotar el contraataque para llegar al gol.

Pensando en los nombres propiamente dichos, el representado por Christian Bragarnik suele buscar variantes cuando sus equipos no responden y no necesariamente los veteranos están siempre presentes en cancha. Si los hombres de experiencia no responden, el DT apela a los jóvenes y los combina con líderes para fomentar su desarrollo.

Vale la pena destacar que este será el segundo ciclo del entrenador en el club. Su primer paso en la profesión fue en el año 2011 cuando asumió en el Bicho y estuvo en el primer semestre del 2012, cuando el conjunto capitalino logró el boleto a la Copa Sudamericano 2012. Entre ambos certámenes sumó 49 puntos en 38 partidos. El entrenador además dirigió Almagro (2013-2014), Atlanta (2014) y Godoy Cruz (2014).