Un punto con sabor a poco

Con goles de Freire y Sandoval, Argentinos Juniors igualó 2-2 como visitante con San Martín de Tucumán, que logró el empate sobre la hora.

Un punto con sabor a poco
Braian Romero ante la marca de Agustín Romero. Foto: Télam

Argentinos Juniors viajó al norte del país, a Tucumán, para disputar el primer partido de este largo recorrido, que tiene como objetivo volver a Primera. Se enfrentó a un duro rival en una cancha caliente. Cerca de 30.000 personas alentaron a San Martín, de la mencionada provincia, en su regreso a la segunda categoría.

El partido comenzó frío, con ambos equipos estudiando a su rival y muy interrumpido por las infracciones en el mediocampo, principalmente por parte del conjunto local. El Bicho intentaba jugar en campo contrario recuperando en esa zona durante los primeros minutos, pero ninguno de los dos logró coordinar un ataque claro.

El reloj avanzaba y Argentinos parecía mejor plantado en la mitad de la cancha, debido al buen funcionamiento de Esteban Rolón, tanto en defensa como en ataque, y Gastón Machín, una dupla que mostró buenos movimientos.

El Santo, por su parte, abusaba de cortar el juego con falta en su campo. Una de esas tantas infracciones, derivó en el córner que trajo la primera alegría. A los 26 minutos, Javier Cabrera lanzó el tiro de esquina a la puerta del área chica y Nicolás Freire puso su cabeza para poner el 1 a 0.

En los últimos minutos de la primera mitad, los dirigidos por Diego Cagna, envalentonados por el apoyo de su gente, comenzaron a adelantarse en el campo. Sin demasiado juego, el conjunto tucumano se las arregló para exigir a Federico Lanzillota en cuatro oportunidades, a las que el arquero supo responder.

En la segunda etapa las emociones no tardaron tanto en llegar como en la primera. A los 6 minutos, con una jugada calcada al primer gol, el conjunto de La Paternal volvió a lastimar. Otra vez desde el córner, otra vez desde los pies del uruguayo Cabrera, otra vez un defensor del Bicho cabeceó sólo en el área chica. En esta oportunidad, fue el charrúa Jonathan Sandoval quien, en su debut, marcó el segundo tanto.

Sin embargo el primer partido con la camiseta de Argentinos no fue color de rosa para Sandoval. Un minuto después de su gol, vio la segunda amarilla, luego de una falta, y dejó a su equipo con 10 jugadores a falta de 40 minutos para el final.

En los siguientes minutos, ante la superioridad numérica, San Martín salió a buscar el partido aprovechando las falencias defensivas de su rival por los costados. El Bicho sólo tuvo una ocasión clara en el segundo tiempo: un tiro libre de Miguel Ángel Torren, que se estrelló en el palo y la media vuelta posterior de Fabricio Lenci. Minutos después, Gonzalo Rodríguez cabeceó a quemarropa, pero se encontró con el bueno de Lanzillota. Sin embargo, tendría revancha en la jugada siguiente. A los 35’, luego de un pase filtrado del ingresado Matías García, el Turbo definió por bajo ante la salida del arquero y marcó el descuento.

Finalmente, la localía se hizo pesar. El zurdo lateral de Argentinos, Martín Benítez, perdió la marca y Matías Catalán, de buen encuentro, aprovechó el hueco para enviar el centro al área chica para que Rodrigo Moreira marque el empate final a los 46’ del segundo tiempo.

El Bicho volverá a La Paternal con un punto valioso, por la dificultad de la parada, pero con el gusto amargo de saber que se pudo haber ganado. Gabriel Heinze deberá trabajar en la parte mental de un equipo joven que deberá curtirse en esta difícil división.