Temas del momento:
Connect with facebook

Cazó al halcón

El 'Arse' venció a Defensa y Justicia con un gran rendimiento y se aleja de la zona de descenso.

Cazó al halcón
Gran victoria en Florencio Varela | Foto:Infobae

La derrota ante Gimnasia por 1-0 de local en la octava fecha había generado un mar de dudas. Más allá del resultado, los dirigidos por Rondina no disputaron un buen partido y sin haber sido superados ampliamente merecieron caer.

La victoria ante Defensa y Justicia trae buenas vibras. El resultado, y el rendimiento personal y colectivo del celeste y rojo dejaron un buen augurio en Sarandí. Todas las líneas del equipo funcionaron de buena manera y a continuación, haremos un análisis de cada una de ellas.

La línea defensiva fue de lo mejor del partido. Constituida por Vella, Curado, Bottinelli y Corvalán se convirtieron en una muralla ante cada ataque del Halcón, que nunca pudo llegar al arco de Pellegrino con peligro. Más allá de algun error producto de un exceso de confianza por parte de Curado supieron controlar a los atacantes rivales, a tal punto de neutralizar al goleador del campeonato: Fabián Bordagaray, quién prácticamente paso desapercibido en el partido.

El mediocampo se vio dividido en dos partes. Una parte más defensiva integrada por Bellocq y Lértora quienes se encargaron de la recuperación de la pelota y de hacerle llegar la pelota a la otra parte del mediocampo, la ofensiva. Esta parte estuvo conformada por Bazán, Sanabria y Luna, quienes a través de su técnica manejaron la pelota de manera excepcional y lastimaron a la defensa de Defensa y Justicia.

La línea de ataque se vio ocupada, en los papeles, solo por Barbieri, pero con el desarrollo del partido se vio que la fase ofensiva del equipo ayudó de gran manera al ex Morón. A pesar de su soledad, el delantero supo cómo incomodar a la defensa rival corriendo cada pelota y pivoteando de gran manera. En la segunda parte ingresó Juan Ignacio Sanchez Sotelo para darle un poco más de peso en ataque al Arse pero no hizo pie y terminó completando un flojo partido.