Un triunfo con sabor a cerveza

Arsenal vapuleó a a Quilmes por 4-1 y se prendió en el Torneo de Transición a solo un punto de Godoy Cruz, el líder.

Un triunfo con sabor a cerveza
Un triunfo que ilusiona  Foto: Infobae

La revelación del torneo volvió a ganar y se acomodó en el segundo puesto a tan solo un punto de Godoy Cruz. La victoria de esta tarde noche le permitió a los dirigidos de Sergio Rondina practicamente olvidarse de los puestos de descenso.

Mansilla abrió la cuenta para los locales con un golazo y la noche no se veia nada bien para el viaducto, pero en una muestra de carácter rápidamente empató el partido a través de Sanabria y decidió ir a buscarlo con todo. Desarrollando un buen futbol concretó un 4-1 para la tranquilidad de todos los hinchas celeste y blanco.

La faceta defensiva se vio vulnerada en el primer tiempo por la vía aérea. Cada centro que caía en el área era conectado por un jugador de Quilmes. Su delantero de área, Ezequiel Rescaldani complicó con su altura y cabezazo a la defensa y exigió a Fernando Pellegrino en varias ocasiones en las que afortunadamente, el portero supo contener. Ya en la segunda etapa supieron controlar de manera eficaz a los atacantes cerveceros.

Una vez más, el mediocampo se dividió en dos. Por un lado Bellocq y Lértora que se encargaron de la recuperación del balón y de acercarle la pelota a la segunda fase de la línea de mediocampistas. Ésta última fue integrada por Bazán, Sanabria y Carrera quienes a través de su velocidad y gambeta complicaron a la defensa local.

El ataque se vio ocupado por Mariano Barbieri quien en el primer tiempo se encontró muy solo, sin compañía pero que en la segunda parte mostró lo mejor que tiene. El ex Morón molesta a los defensores rivales y obliga al error, que es aprovechado por los tres mediocampistas atacantes del conjunto de Sarandí. En el epílogo del partido ingresó Juan Ignacio Sánchez Sotelo, pero no aportó nada en la fase de ataque.

El Arse alcanzó la línea de los 19 puntos a uno de Godoy Cruz que se encuentra en la cima del Torneo de Transición a falta de cinco partidos para culminar el campeonato.