Una victoria para despedir la temporada

Arsenal de Sarandí cerró una temporada de la mejor manera tras haber vencido por los 32avos de final de la Copa Argentina a Talleres de Remedios de Escalada por 2-1. A continuación analizaremos el rendimiento que tuvo el equipo.

Una victoria para despedir la temporada
Arsenal cerró la temporada con una sonrisa. Foto: Los Andes

Por los 32avos de final de la Copa Argentina, Arsenal de Sarandí en el estadio de Temperley, Afredo Beranger, le ganó 2-1 a Talleres de Remedios de Escalada con goles de Franco Bellocq y Ramiro Carreras. De esta manera el equipo que dirige Sergio Huevo Rondina clasificó a los 16 avos de final del certamen más popular en Argentina.

Luego de ganar la Copa Argentina en 2012 y posteriormente consagrarse campeón por primera vez de la Supercopa Argentina en su primera edición, el Arse de Sergio Rondina cortó una mala racha de no poder ganar en este certamen.

 En 2014 perdió ante Instituto de Córdoba por 3-1 en los 16avos de final. Mientras que en la siguiente edición perdió 2-1 ante Guaraní Antonio Franco por 2-1 correspondiente a los 32 avos de final de la Copa Argentina. Luego de dos años de no pode ganar a un equipo de categoría menor, la mala suerte se rompió y el Arse festejó una victoria que sufrió para conseguirla ante un dignísimo rival como es Talleres de Remedios de Escalada.

Si bien, por el momento que estaba pasando Arsenal en el campeonato, un rival como Talleres de Remedios de Escalada, que no estaba pasando un buen momento en el Torneo de Primera B Metropolitana, en los papeles se parecía fácil, sabiendo que tenía en contra en los dos últimos enfrentamientos por Copa Argentina con equipos de categorías menos.

La Copa Argentina se volvió tan importante porque da el pase a la próxima Copa Libertadores. Hoy en día la diferencia de categoría ya no influye, ya que un equipo de primera división está a la misma altura que uno del ascenso.

El desarrollo de los primeros 45 minutos fue muy intenso, más precisamente en apenas 10 minutos, ya había dos goles. El planteo del técnico Sergio Rondina no le salió como lo esperaba, de mantener el control del balón y salir en contra ataque con Ramiro Carreras y Mariano Barbieri.

Talleres, conducido por Cristian Aldirico, propuso un juego mucho más agresivo, más que nada contra atacar al Arse. Si bien el conjunto de Sarandí llegó rápidamente al empate, pero en el primer tiempo el equipo que dirige Rondina no se sintió cómodo en ningún momento, ya que no podía tomar el control del balón.

En el segundo tiempo, las cosas cambiaron, el papel protagónico lo tomó Arsenal, siendo más ofensivo, haciendo dueño del balón y generando situaciones de peligro. El Arse empezó a desplegar su juego donde más lo favorece. Pasaron los minutos  y parecía un empate clavado, hasta que a falta de 30 segundos para que finalice el partido, una buena jugada entre Carreras y Luna, provocó que Ramiro quede mano a mano con el arquero y le pique por encima y convierta el gol de la victoria. El equipo que dirige Sergio Rondina cerró una campaña muy buena con una victoria en la Copa Argentina