Se terminó el sueño para el 'Arse'

Arsenal de Sarandí quedó eliminado de la Copa Argentina, tras haber perdido ante River Plate por 1-0 con gol de Lucas Alario. De esta manera, el equipo que conduce Marcelo Gallardo se clasificó a los cuartos de final y enfrentará a Unión de Santa Fe.

Se terminó el sueño para el 'Arse'
Arsenal no pudo con River. Foto: web.
Arsenal de Sarandí
0 1
River Plate
Arsenal de Sarandí: Fernando Pellgrino; Luciano Vella, Leandro Marín, Jonathan Bottinelli, Claudio Corvalán; Franco Bellocq, Renso Pérez, Gonzalo Bazán, Gabriel Sanabria; Julio Rodriguez, Franco Fragapane
River Plate: Augusto Batalla; Jorge Moreira, Jonathan Maidana, Arturo Mina, Milton Casco; Ignacio Fernandez, Leonardo Ponzio; Gonzalo Martinez, Andrés D´Alessandro, Sebastian Driussi, Lucas Alario
MARCADOR: 0-1, min 52 Lucas Alario (RP)
ÁRBITRO: Patricio Loustau. Amonestados: Lucas Alario, min 31 (RP); Luciano Vella, min 39 (ARS); Franco Bellocq, min 73 (ARS). Expulsados: No hubo
INCIDENCIAS: Octavos de Final de la Copa Argentina. Partido disputado en el estadio Bicentenario de San Juan.

Por los octavos de final del certamen más federal de Argentina, Arsenal de Sarandí no tuvo su gran noche y quedó eliminado de la Copa Argentina ante River Plate, tras caer por 1-0 con gol de Lucas Alario a los siete minutos del complemento. De esta manera, el equipo que dirige Marcelo Gallardo se clasificó a los cuartos de final del certamen y se medirá en la próxima ronda ante Unión de Santa Fe.  Por su parte, los dirigidos por Sergio Rondina tendrán que replantearse el mal momento que está pasando el Arse.

River se clasificó a los cuartos de final | Foto: Web 

Era una llave de las más picantes de esta Copa Argentina, ya que River llegaba en un gran momento y Arsenal, que empezó con un rendimiento muy alto, decayó; por lo que era un cruce de momentos opuestos. También, hay que destacar que en los últimos encuentros entre ambos  equipos, el conjunto de Sarandí se volvió más fuerte y se convirtió en una espina para el Millonario.

Había muchos pigmentos para este cruce de los octavos de final de Copa Argentina, que además se esperaba con muchas ganas entre hinchas de River  y Arsenal, sabiendo que en el historial en ámbito internacional el conjunto de Sarandí era favorable. 

Desde el primer minuto de juego, el equipo que dirige Sergio Rondina salió decidido a realizar un  partido perfecto, para conseguir un triunfo que le diera el pase a los cuartos de final. El desarrollo de los primeros 45 minutos fue muy intenso para ambos equipos, Arsenal se dedicó a defender con dos líneas de cuatro y a atacar con dos delanteros. El técnico del Arse realizó un planteo muy bueno, desde una perspectiva que era mantener el arco y esperar un contraataque con la velocidad de Gabriel Sanabria y de Franco Fragapane.

Por su parte, el equipo que dirige Marcelo Gallardo fue el dominador absoluto del balón y de las situaciones de peligro en los primeros 45 minutos. Pero, aún así, el Millonario no se dedicó a pleno a atacar. Si bien el planteo del Arse no era ofensivo ni buscaba tener el control del esférico, River no aprovechó muchas situaciones de peligro de las situaciones que generó.

La situación más clara del partido fue a los 31 minutos del primer tiempo,  una muy buena jugada colectiva y un centro para que Lucas Alario cabeceará, pero el arquero de Arsenal, Fernando Pellegrino, voló y con una mano sacó el balón del ángulo. Minutos más tarde, hubo otra situación de peligro para River, pero esta vez Ignacio Fernández recibió un pase de Andrés D´Alessandro y le pegó de volea. Sin embargo, nuevamente el portero del conjunto de Rondina voló y la sacó al tiro de esquina.

River en todo el primer tiempo se dedico a trasladar el balón y a buscar situaciones de peligro tratando de abrir la defensa de Arsenal. El primer tiempo finalizó y el Millonario quedó mejor parado, porque fue muy superior.

Arsena y River Por Copa Arentina| Foto: Web 

En el complemento, apenas había arrancado el segundo tiempo, Arsenal salió decidió a buscar el gol y después de varios pases, Franco Fragapane quedó mano a mano con Augusto Batalla. Pero al momento de disparar, el ecuatoriano Arturo Mina, se disfrazó de bombero y salvó el arco de River. Un minuto más tarde, una buena jugada de Arsenal donde Julio Rodríguez bajó un centro en el borde del área grande para que Renzo Pérez quede frente al arco y dispare sin problemas. El balón se fue muy cerca del arco del conjunto de Núñez.

Pese al buen arranque que tuvieron los del Viaducto en el complemento, a los siete minutos del complemento, Nacho Fernández agarró un balón que había despejado la defensa del Arse, llegó hasta el fondo y mandó el centro desde la izquierda. El  balón se fue abriendo y cuando Pellegrino intentó salir no llegó balón, los defensores tampoco llegaron a despejar, pero el que llegó fue Lucas Alario, quien la paró y convirtió el único gol.

Gol de Lucas Alario| foto: Web
Gol de Lucas Alario| Foto: Web

Desde ese momento, todo lo bueno que había hecho Arsenal no funcionó. Un arquero se puede  transformar de héroe a villano en una sola jugada, esto es lo que le pasó a Fernando Pellegrino, que no salió decidido a cortar el centro.

Luego de que River convirtiese, el Huevo Rondina movió el banco de suplentes y puso en cancha a Franco Costa por Gonzalo Bazán y Martín Giménez por Gabriel Sanabria. El técnico buscaba tener más el control del balón, pero también generar más situaciones de peligro y tener más velocidad. Sin embargo, Arsenal entró en un momento de nerviosismo donde lo que intentaba hacer, no salía. River aprovechó esta situación y volvió a dominar el partido, jugando con más agresividad hacia al arco del Arse.

Pasaron los minutos y Arsenal no podía generar situaciones de peligro y River estaba más cerca del segundo gol, aunque le faltó puntería para aumentar la ventaja. Finalmente, el marcador no se movió del 1-0 y el Millonario se clasificó a los cuartos de final de la Copa Argentina, donde en la próxima ronda se medirá a Unión de Santa Fe.

Por su parte, Arsenal de Sarandí se fue con mucha bronca, porque sabían que podían dar mucho más y era el momento justo para levantar cabeza y volver a la senda de las victorias. De ahora en más, el técnico Sergio Rondina tiene que replantearse cómo puede hacer para que el equipo vuelva a ser el de la temporada pasada, donde fue muy determinante al momento de atacar y convertir los goles. Sin Copa Argentina, el Arse  solo tiene que pensar por el torneo local, donde en la quinta fecha recibirá en el Julio Humberto Grondona a Gimnasia y Esgrima de la Plata.