Un empate que emociona

Por la cuarta fecha, Arsenal de Sarandí, empató agonicamente 2-2 ante Gimnasia de la Plata. Los goles de la visita lo convirtió Nicolás Ibañez, mientras que Joaquin Boghossian y Martín Giménez le dieron el empate al Arse. En VAVEL Arsenal analizaremos el rendimiento del equipo.

Un empate que emociona
Arsenal se fue aplaudido | Foto: David Nieva (@davidnieva95)

En los cuarta jornada del Torneo de Primera División, Arsenal de Sarandí en su estadio, el Julio Humberto Grondona logró un empate agónica ante Gimnasia y Esgrima de la Plata por 2-2. Nicolás Ibáñez abrió el marcador para la visita a los 11 minutos y a los 24 amplio la ventaja. Pero en el complemento Joaquín Boghossian y Martín Giménez le dieron el empate agónico en el último minuto. 

Arsenal de Sarandí no está pasando su mejor momento y los resultados lo están demostrando con 2 derrotas y dos empates. Sumando la eliminación por acopa Argentina ante River Plate. A pesar de todo, el Arse recibía en su estadio a Gimnasia y a un viejo conocido como Gustavo Alfaro, que lo sacó campeón por primera vez de la Copa Sudamericana 2007. En 2010, regresa como técnico del Celeste y Rojo. En  el primer campeonato desde su regreso dejo a Arsenal en la tercera posición de campeonato.

El 24 de Junio de 2012 , lo saca campeón del Torneo Clausura ganándole a Belgrano por 1-0. En el mismo año, Arsenal disputó la supercopa Argentina y se coronó ganándole a Boca Juniors por 5-4 en los penales.

En 2013 llegó a la final de la Copa Argentina y goleó por 3-0 a San Lorenzo y se consagró campeón de un título que no había tenido hasta en ese entonces. 

Antes de que comience el partido, Alfaro fue ovacionado y simpatizante de Arsenal. ¿Cómo no ovacionado?, si ganó todo lo que se propuso con Arsenal. 

Ya en el desarrollo de los primeros 45 minutos, Arsenal jugó un muy mal primer tiempo remarcando que desde comenzó el torneo, el equipo que dirige Sergio Rondina no se lo vio concentrado en defensa y no tan fino en la delantera. El primer tiempo fue dominador Gimnasia, con su gran juego aéreo complicó al conjunto de Sarandí.
Arsenal había empezado bien el partido generando peligro con Juan Sánchez Sotelo que generó dos situaciones de peligro, pero el arquero de Gimnasia contuvo los remates. Todo parecía que el local podía convertir el gol , pero también no se tenía que descuidar de los delantero del “lobo” que tienen mucha jerarquía al momento de atacar .

A los 11 minutos del primer tiempo, Nicolás Sánchez convirtió el gol de cabeza demostrando que Gimnasia quería llevarse los tres puntos de Sarandí. 13 minutos más tarde, nuevamente Nico aprovechó las Falencias defensiva y la mala salida de Fernando Pellegrini anotó el segundo del encuentro, dejando en claro que Arsenal no estaba nada bien defendiendo.

Primer gol de Nicolás Sanchéz.  Foto: David Nieva (@davidnieva95)

El primer tiempo finalizó y Arsenal no pudo revertir el resultado. Gimnasia por su parte, Tenía hambre de seguir convirtiendo. Cuando los jugadores volvieron al campo a juego, nuevamente la hinchada del Arse le cantó a Alfaro: “Muchas Gracias Alfaro” que conmovió al técnico y levantó las manos dándole las gracias. 


En el complemento, las cosas no cambiaron, Arsenal seguí sin encontrar un rumbo y Gimnasia casi convierte el tercero por medio de Nicolás Mazzola que reventó el travesaño con un gran disparo. 


El huevo Rondina empezó a mover el banco de suplentes y puso en la cancha a Gabriel Sanabria y Martín Giménez, buscando más velocidad y tener el control del balón. Pero aún así no encontraba generación de peligro y mando a la  cancha a Joaquín Boghossian que por primera vez desde su lesión estaba concentrado. El delantero uruguayo tuvo que esperar siete meses para volver a pisar un campo de juego ya que había sufrido la rotura del Tendón de Aquiles.

A los 32 minutos del complemento, un tiro de esquina desde la izquerda y entró el delantero uruguayo y con un terrible cabezazo convirtió el gol del descuento.

Más que un sueño cumplido para Boghossian, que luego de siete meses de esperar, volver a pisar el cesped y convertir un gol.

Desde ese gol, el equipo que dirige Sergio Rondina empezó a dar repuesta y dió una muestra de caracter. el equipo generó mucha presión y Gimnasia de a poco fue tirandose atras para tratar de reguasdar los tres puntos. 

Hasta que a falta de un minuto para que finalice el partido, otro tiro de esquina del mismo lugar que fue el gol de Boghossian. En esta oportunidad Gabriel Sanabria lanzó el corner y la defensa del lobo realizó un despeje corto y en la media luna del area grande, Martín Giménez, paró el balón y le pegó un bombazo y convirtió el gol del empate. 

Era una fiesta el Julio Humberto Grondona. Se puede festejar como una victoria ya que el contexto no fue nada favorable porque empezó perdiendo el partido y cada vez se complicó mas. 

A falta de segundos, Franco Fragapane entró a la aréa y fue derribado por abajo y por arriba, el árbitro Silvio Trucco cometió un gravisimo error en no corbarlo.