El Arse tiene que reinventarse

Rosario Central en el Gigante de Arroyito le propinó una goleada por 5-0 a Arsenal de Sarandí. De esta manera el equipo que dirige Sergio Rondina sufrió la máxima goleada del campeonato. En VAVEL Arsenal analizaremos el rendimiento del equipo.

El Arse tiene que reinventarse
Arsenal sigue sin conocer la victoria |Foto: Web

Arsenal de Sarandí no está pasando su mejor momento y los resultados lo demuestran con dos empates y tres derrotas sumando la eliminación por Copa Argentina ante River Plate por 1-0. El conjunto de Viaducto cada vez se hunde en un pozo más profundo.

En una tarde soledad en la Ciudad de Rosario, Arsenal tuvo su peor noche y fue una de las peores actuaciones del campeonato. Es momento de que los dirigidos por dirige Sergio Rondina cambie el chip y se reinvente como equipo ya que en este torneo no está  pasando su mejor momento.

El desarrollo de los primeros 45 minutos fueron muy intensos pero a favor de Rosario Central que siempre fue el dominador absoluto del balón y de las situaciones de peligro. El conjunto Rosarino tiene un potencial ofensivo que está a la altura de cualquier equipo grande. Por eso no tardo en ponerse en ponerse en ventaja.

A los ochos minutos del primer tiempo, el capitán del Arse,  Jonathan Bottinelli cometió penal y Marcos Rubén fue el encargado en ejecutar desde los 12 pasos que lo cambio por gol. Desde ese momento al conjunto de Viaducto todo el partido se le hizo cuesta arriba para poder generar situaciones de peligro.

El primer tiempo había finalizado, y la mejor cara la había dado Rosario Central  que seguía decidido en convertir más goles. En el complemento, fue todo para el local, y para Arsenal fue un descontrol. Hay que destacar que la suerte hoy en día no está dada para Arsenal, ya que cada jugada  nunca le favoreció al conjunto de Sarandí.

El gol de Washington Camacho fue al minutos siete de la segunda parte. El delantero que pasó por Racing le pegó arco pero el balón se desvió en un defensor y el arquero Fernando Pellegrino se adelanto pensando que el disparo iba directo a los tres palos pero el esférico pasó por encima del portero y lo descolocó totalmente.

A los 15 minutos, José Fernández por medio de penal anotó el tercer gol del partido. Dos minutos más tarde, un desborde de Fabián Bordagaray por la derecha y mandó el centro para que Marcos Rubén convierta el cuarto gol.

A falta de 14 minutos para que finalice el partido, nuevamente Camacho disparó al arco y Fernando Pellegrino reaccionó tarde y el balón se le coló al palo izquierdo convirtiendo el quinto gol definitivo.

Arsenal tiene un buen equipo que puede estar mejor, pero es momento de reinventarse, de cambiar el chip sabiendo que se viene partidos tres partidos muy importantes, recibe a San Lorenzo, visita a Racing y nuevamente en el Julio Humberto Grondona enfrentará a River Plate. Además sabiendo que el capitán no podrá estar presente por la expulsión hay que estar fuerte de la cabeza para poder sacar adelante al equipo.