Un empate con sabor a victoria

Por la octava fecha del Torneo de Primera División, Arsenal de Sarandí en su estadio, el Julio Humberto Grondona, igualó en un infartante 2-2 ante River Plate. El Millonario empezó ganando pero el Arse dio muestra de carácter y se lo empató y lo pudo ganar.

Un empate con sabor a victoria
Un empate con sabor a victoria
Arsenal de Sarandí
2 2
River Plate
Arsenal de Sarandí: Fernando Pellegrino; Luciano Vella, Marcos Curado, Jonathan Bottinelli, Claudio Corvalán; Gonzalo Papa, Sergio Velazquez; Franco Fragapane, Juan Imbert, Juan Brunetta, Joaquin Boghossian
River Plate: Augusto Batalla; Jorge Moreira, Arturo Mina, Gonzalo Montiel, Milton Casco; Leonardo Ponzio, Joaquin Arzura,; Rodrigo Mora, Gonzalo Martinez; Sebastian Driussi, Lucas Alario
MARCADOR: 0-1, min 27. Sebastian Driussi (RV); 0-2, min 48. Gonzalo Martínez (RV); 1-2, min 18. Joaquin Boghossian (ARS); 2-2, min23. Jonathan Bottinelli (ARS)
ÁRBITRO: Jorge Baliño. Amonestados: Gonzalo Montiel, min 3 (RP); Joaquin Arzura , min 42 (RP); Sergio Velazquez, min 44 (ARS); Jorge Moreira, min46 (RP); Jonathan Bottinelli, min 47 (ARS) Marcos Curado, min 57 (ARS); Gonzalo Papa, min 91 (ARS)
INCIDENCIAS: Octava fecha del Torneo de Primera División. Estadio Julio Humberto Grondona

En una nueva fecha del Torneo de Primera División, más precisamente la octava fecha de nuestro querido fútbol,  Arsenal de Sarandí en su estadio, el Julio Humberto Grondona, igualó 2-2 ante River Plate. El equipo que conduce Marcelo Gallardo se puso en ventaja por medio de Sebastián Driussi, aumento la diferencia en el marcador con un golazo de Gonzalo Pity Martínez. Pero el Millonario se durmió y el Arse se despertó y en primera instancia Joaquín Boghossian descontó y Jonathan Bottinelli concretó el empate que fue para el infarto de muchos hinchas porque lo pudo haber ganado en el final.

Quien iba a pensar que iba a hacer un partido de locos. Si bien, en los últimos tiempos, Arsenal de Sarandí empezó a ser una piedra en el zapato para River, que cada vez que visitó el Julio Humberto Grondona le costó llevar un empate o una victoria. El último triunfo del Arse fue precisamente en la fecha 16 del Torneo de Transición 2016, por 2-1. Y por la octava fecha de este campeonato igualaron con un resultado por 2-2 que fue para el infarto para el buen amante del fútbol, que realmente dieron un espectáculo futbolístico.

Desde el primer minuto de juego, el equipo que dirige Sergio Rondina salieron en la búsqueda de los primeros tres puntos del campeonato, pero enfrente estaba River Plate que lo había eliminado en los octavos de final de la Copa Argentina.

El desarrollo de los primeros 45 minutos fue de locos, porque el Arse salió decidido a presionar a River, desde su salida con el arquero y bloquear los posibles pases. Por su parte el, Millo salió muy impreciso con el balón. La primera situación de peligro se dio al minuto de haber comenzado el encuentro con una falta al borde del penal y el joven defensor Gonzalo Montiel recibió la primera amarilla. El tiro libre lo disparó Juan Brunetta que se fue rozando el palo derecho del arquero Augusto Batalla.

El conjunto de Sarandí presionó y jugó de manera muy buena durante 20 minutos y River estuvo muy nervioso, muy impreciso en los pases y cometiendo demasiadas falta que tendrían que haber sido amonestaciones. Con el transcurso del tiempo el equipo que dirige Marcelo Gallardo se empezó a acomodar en el campo y tomó protagonismo con situaciones de peligro explotando las bandas de Milton Casco y Jorge Moreira.

A los 27 minutos, un centro desde la izquierda de Casco para que Lucas Alario Cabeceará y el arquero Fernando Pellegrino atajó sin problemas. Un minuto más tarde la misma situación  y nuevamente Alario cabeceó pero el balón se fue por encima del travesaño.

Pero al minuto 29, River salió jugando desde atrás con el arquero, realizó varios pases por la banda derecha y Jorge Moreira mandó el centro y el goleador del Millo, Sebastián Driussi convirtió de cabeza, el primer gol del partido.

El gol anímico del gol, fue lo mejor para River que se acordó como jugar y empezó a generar situaciones de peligro, mientras que el Arse intentaba recuperar el balón y generar contra ataques. El primer tiempo había finalizado y ambos equipos se fueron al descanso. El Arse empezó mucho mejor y de a poco se fue cayendo, mientras que el Millonario fue de menor a mayor.

Ya en el complemento, River fue más punzante, hasta que al minutos tres de la segunda etapa, el conjunto Núñez atacó con Gonzalo Pity Martínez y los defensores del Arse con el afán de resguardar el arco retrocedieron y el arquero Pellegrino se adelantó y cuando menos lo esperaban el ex Huracán la picó por encima de los defensores y del portero, así convirtiendo un golazo y dejando con la boca abierta a muchos del estadio.

Gol de Pity Martínez | Foto: David Nieva (@davidnieva95)

Un minuto más tarde, el Arse contra atacó y Gonzalo Montiel que había recibido la amonestado en el primer tiempo, se tiró desde atrás para robarle el balón y cometió falta, esto derivó la segunda amarilla y la expulsión.  El huevo Rondina movió el banco de suplentes y puso en la cancha a Gabriel Sanabria por Sergio Velázquez, mientras que el Muñeco puso a Nicolás Domingo en reemplazo de Lucas Alario.

Con el transcurso del tiempo, River se empezó a tirar atrás y el Arse se hizo dueño del balón y empezó a generar situaciones de peligro, hasta que al minuto 18 de juego, un centro pasado desde la derecha para que el chino Sanabria la baje de cabeza y el amo del gol, Joaquín Boghossian convirtió el gol del descuento. El Julio Humberto Grondona explotó y se tenía fe para poder empatar.

Gol de Jonathan Bottinelli | Foto: David Nieva (@davidnieva95)

Cinco minutos más tarde,  un tiro de esquina desde la derecha mandado por Sanabria, un centro cerrado para que Franco Fragapane con la cabeza mandó al centro para el área penal y  Jonathan Bottinelli le pegó con su pierna derecha concretando el segundo gol del partido. El referente del equipo salió gritando el gol y dando arengas al equipo. No le importó su pasó el Millonario, solo le importó el empate y el desahogo que tuvo al momento de anotar. El Julio Humberto Grondona explotó y empezaron los cantos y alentando a todo el equipo sabiendo que podían llevarse los tres puntos.El Arse se hizo dueño del partido, de la generación de peligro y del control del balón. Con el balón a su favor y contando con un jugador de mas, podían jugar con más libertad. Mientras que River se le hizo una eternidad para que termine el partido ya que se dedicó a defender el punto que tenía a favor, sabiendo que por lo menos puede sumar.

Los minutos pasaron y el Arse era el dueño absoluto del partido. River se dedicó a defender y a lanzar pelotazos para un ataque que nunca se podía concretar. Los dirigidos por Gallardo se cerraron muy atrás, dejando el balón a disposición de Arsenal.

El Arse generó muchas situaciones de peligro por las bandas y por el centro, pero no pudo convertir el gol de la victoria. El partido culminó y el empate fue para los dos, aunque Arsenal mereció la victoria por lo hecho en el primer tiempo y en el complemento. Mientras que River se quedó con las ganas y con mucha amargura debido a que ya tenía una victoria casi asegurada y no supieron manejar los hilos del partido y controlar a su rival.

El equipo que dirige Rondina jugó un gran partido aunque le faltó muy poco para poder quedarse por primera vez en el campeonato con los tres puntos. Aunque no se pierde la fe porque el equipo dio la cara y supo jugar un partido bastante complicado y supo resolverlo a tiempo. Mientras que a River le sigue constando jugar en el Julio Humberto Grondona y tratar de conseguir un punto o una victoria.

Con este empate, Arsenal se ubica último con tres puntos resultados de tres empates y cinco derrotas. En la próxima fecha visitará a Colon de Santa Fe. Mientras que River Plate con esta igualdad se ubica cuarto con 15 unidades. En la próxima jornada recibirá en su estadio a Estudiantes de la Plata