Navegando en un empate

Por la fecha 23, Arsenal y Olimpo no pudieron finalizar el partido, porque al comentar el segundo tiempo, decidió suspenderlo. En VAVEL Arsenal analizaremos el rendimiento de los 45 minutos del partido.

Navegando en un empate
Foto: @VAVEL_Arsenal

Arsenal no está pasando su mejor momento y la tabla de posiciones lo demuestra siendo el último equipo con apenas 11 puntos, resultados de dos victorias, cinco empates y 15 derrotas, teniendo la peor campaña desde que ascendió a primera división.

Es una situación difícil, quizás sea la más complicada de la historia desde que está en la máxima categoría del fútbol argentino, pero aun así la esperanza existe, y las matemáticas sacan a relucir que hay chance de quedarse y seguir sumando logros en primera.

Por la fecha 23, Arsenal tenía una final, recibía a Olimpo de Bahía Blanca, con el objetivo de sumar si o si tres puntos, pero el desarrollo del encuentro no fue lo pensado. Porque el primer tiempo fue bastante parejo, muy parejo debido a las intensas lluvias, no dejaba que el baló circule normalmente.

La primera etapa fue bastante pareja, porque el Arse tuvo el control del balón y fue comandado por la buena conducción de Lucas Wilchez, pero la escasa generación de peligro debido a que Juan Sánchez Sotelo quedaba muy solo frente a sus rivales.

Los minutos empezaron a transcurrir y Arsenal no podía entrarle de ninguna manera al Olimpo que supo defenderse muy bien. Con el paso del tiempo, los papeles cambiaron porque el conjunto de Bahía Blanca empezó a generar muchas situaciones de peligro teniendo buen juego aéreo. La visita provocó muchos tiros de esquinas y tiro libres que de a poco se volvió una virtud

El Arse tuvo una clara, por medio de los pies del Lobo Sotelo que se fue corriendo frente al arco, al momento de disparar la defensa de la visita logró tapar el disparo y la mando al tiro de esquina. El primer tiempo se fue y el marcador no cambió.

En el entre tiempo, el árbitro Héctor Paletta salió al campo de juego juntos con sus ayudantes, ya con una decisión tomada y la reafirmó cuando intentó botar el balón y hacerla rodar. Llamó a los capitanes de ambos equipos, confirmándole que no se podía jugar. Porque no era lo más seguros para los jugadores sabiendo que el estado del campo de juego, con mucha agua puede perjudicar a los jugadores.

Luego de pasar esta fecha, el Arse tiene que cambiar el chip, y pensar en su próximo rival que será Juan Aurich por la vuelta de la Copa Conmebol Sudamericana, cuando lo reciba en el Julio Humberto Grondona desde el próximo jueves a las 19:15 horas. 

Arsenal de Sarandí