Una derrota dolorosa

Por la fecha 28, Arsenal de Sarandí en su estadio, el Julio Humberto Grondona, cayó por 2-1 ante Godoy Cruz. De esta manera, el equipo que dirige Humberto Grondona se acercó peligrosamente a la zona de descenso directo.

Una derrota dolorosa
Arsenal y una derrota que lo complica. Foto: David Nieva (@davidnieva95)

Luego del receso por las fechas FIFA, la pelota vuelve a girar en un campeonato argentino que está al rojo vivo. Están los que pelean por ser el campeón del torneo, están los que quieren clasificar a la Copa Libertadores y Sudamericana y por último están lo que quiere quedarse en la élite de nuestro querido deporte.

Arsenal de Sarandí volvió a caer luego de cosechar tres victorias de manera consecutivas y sumando puntos muy importantes teniendo en cuenta que todos los equipos que están por la pelea del descenso están cosechando muchas victorias y más aun sabiendo que hay tres equipos ya descendidos y queda un solo lugar.

Desde el primer minuto de juego, el equipo que dirige Humberto Grondona salió en la búsqueda de los tres puntos que le dieran la tranquilidad de poder respirar y poder mirar un poco más de arriba la zona de los promedios.

El desarrollo de los primeros 45 minutos fueron muy intensos, donde el Arse empezó mejor en tener el balón bajo sus pies, tratando de generar peligro por las bandas y sabiendo que no tenía un nueve de área, se complicaba para mandar centros.

El conjunto de Sarandí no tuvo complicaciones en cuanto a lo defensivo. Si bien tenía bajo control, no podía entrarle a una defensa bien estructurada como tenía el Tomba.

Ya en la segunda parte, el equipo que dirige Lucas Bernardi salió más decidido a buscar el triunfo con más ganas sabiendo la poca partición del Arse en el área contraria, hasta que al minuto 11, el delantero uruguayo Santiago García se liberó de su marca, mientras que la defensa no salió a tiempo y el Morro quedó mano a mano con Pablo Santillo, lo eludió al arquero y definió al arco poniendo el 1-0.

Desde ese momento, el DT Humberto Grondona movió el banco de suplentes y puso en la cancha a Juan Sánchez Sotelo, Gonzalo Bazán y Franco Fragapane. Pero a los 27, nuevamente un minimo error defensivo, el delantero Javier Correa aprovechó y se fue al arco donde estaba Santillo. Entro por la banda izquierda y se perfilo para su pierna derecha y la colocó al palo izquierdo del portero de Sarandí. Un 2-0 dificil de remontar.

Pero la respuesta anímica del Arse fue muy rápidamente, porque 60 segundos después, un centro desde la derecha, para que Juan Sánchez Sotelo con un gran cabezazo dentro del área chica ponga el 1-2.

Desde ese momento, el encuentro se entornó de ida y vuelta, sabiendo que el Arse estaba a un gol de poder igualarlo,  cambió tácticamente colocando una defensa de tres hombres que en la mayoría del tiempo era de dos y con el arquero Santillo de libero.

Los minutos empezaron a pasar y Arsenal tuvo una chance clara de un centro desde la izquierda y entró Leandro Marín por el medio, cuando quiso conectar el balón, el disparo se fue desviado.  Minutos más tarde, un nuevo centro desde la derecha y entró Lucas Wilchez pero no pudo darle dirección ni fuerza.

El tiempo transcurrió, pero aun así el Tomba pudo haber convertido muchos más goles, pero lo delanteros quedaron adelantados de una manera muy infantil.

El árbitro del encuentro adicionó cuatros minutos y el arquero del Arse fue a cada centro y a cada tiro de esquina, haciendo un despliegue muy grande, pero al fin y acabo no sirvió porque el Arse perdió tres puntos muy importante pensando que todavía hay chances de quedarse en primera como también poder descender.

Arsenal de Sarandí