El Arse no levanta cabeza

Por la cuarta fecha de la Superliga, Arsenal cayó como local por 1-0 ante Temperley con gol de Ramiro Costas. De esta manera el equipo que dirige Humberto Grondona sigue en caída libre y no ganó desde que comenzó el campeonato.

El Arse no levanta cabeza
El Arse no levanta cabeza | Foto: Web

Arsenal sigue en caída libre, sin ninguna repuesta de poder levantar este pésimo momento que está transcurriendo. Todo pinta que va a hacer una campaña similar a la pasada temporada, que fue una de las peores desde que esta en primera división.

Es muy temprano para decir que está volviendo a hacer el mismo equipo de la pasada temporada, teniendo un muy flojo desempeño que lo llevó a pelear la permanencia, pero recién van cuatros jornadas, en las cuales no se sumó ningún punto.

Estadísticamente el equipo que dirige Humberto Grondona es el peor equipo del campeonato con cuatro derrotas, con un gol a favor y cuatro en contra. Claramente, el dicho más famoso: el fantasma de la B vuelve a aparecer.

Por la cuarta fecha de la Superliga Argentina, Temperley dio el batacazo venciendo 1-0 al Arse en el Julio Humberto Grondona. Un primer tiempo muy bueno donde el conjunto de Sarandí jugó mejor y mereció convertir el primer, pero cuando la suerte no está de lado, es casi imposible poder meterla.  A los 39 de la primera etapa, Ramiro Costas puso en ventaja al Gasolero, que más adelante sería la victoria.

En el complemento, el conjunto local conducido por Grondona no fue el mismo, salió con mucho nerviosismo y lo terminó pagando porque el equipo no fue el mismo y Temperley se aprovechó de un Arsenal débil pero mentalmente que no podía dar vuelta un resultado y una mala racha.

Los minutos pasaron y el Gasolero que hizo muy poco se llevó tres puntos para su casa, un poco inmerecido, pero justo porque en las poca que tuvo la envocó. Arsenal ha vuelto a ser el equipo del año pasado, pero hay muchas jornadas por delante para que pueda dar vuelta este mal momento.

El equipo tiene que reaccionar si o si porque los promedios cada fecha aprietan mucho más y puede ser un suicidio si no empieza a sumar a de tres en las fechas que restan.