Defensa goleó a Atlético y lo dejó en estado de alerta

Con un categórico 4 a 1 y una clara superioridad, fundamentalmente en la etapa inicial, el Halcón de Varela le propinó la segunda derrota consecutiva a los dirigidos por Burruchaga. La Crema no estuvo a la altura en ningún momento del partido ante un rival directo por la permanencia en la categoría.

Defensa goleó a Atlético y lo dejó en estado de alerta
Martínez, de gran primer tiempo, anota el tanto que abre la goleada. Foto. FotoBAIRES.
Defensa y Justicia
4 1
Atlético de Rafaela

Defensa y Justicia y Atlético de Rafaela se enfrentaron en Florencio Varela con el claro objetivo de revertir la imagen mostrada en la última fecha, donde ambos cayeron dejando más dudas que certezas en su funcionamiento futbolístico.

El Halcón golpeó primero

El encuentro comenzó cuesta arriba para Atlético, quien inexplicablemente se retrasó en el campo de juego permitiéndole a Defensa tener el control del balón y el dominio territorial.

No se habían acomodado todavía los equipos, cuando el local sacó diferencia en la primera clara que dispuso. Fue a los 8' en una jugada por izquierda, tras un centro de Alexander Barboza que tomó desprevenida a la defensa de Atlético para que Tomás Martínez sólo tenga que empujar la pelota en el medio del arco, luego de un rebote.

A partir allí el elenco santafesino no tuvo argumentos para inquietar al Halcón. Nuevamente, al igual que el sábado pasado ante Estudiantes, le taparon las salidas por las bandas, no tuvo receptores para hilvanar un juego asociado, y cuando recuperó aisladamente la pelota la perdió de manera inmediata. Se hizo un equipo demasiado largo y sufrió permanentemente a Tomás Martínez, quien se convirtió en el eje de Defensa y el jugador más desequilibrante.

Regalo e igualdad

La Crema pareció revivir a los 19' en una jugada que parecía no tener demasiadas complicaciones. Un rechazo fallido con los pies del arquero Gabriel Arias le permitió a Gabriel Graciani rematar desde más de 35 metros y con mucha precisión colocar la igualdad parcial.

En medio de todo ello, a los 20' Emiliano Romero debió dejar la cancha por un fuerte golpe en su pie izquierdo (a priori fractura en el quinto metatarsiano). En su lugar ingresó Gastón Colman, pasando Agustín Díaz a jugar en la mitad de la cancha junto a Walter Serrano.

El empate le duró poco

Pero lo que fácil llega, fácil se va. Si la igualdad de Atlético parecía inmerecida se hizo justicia a las 22', con un nuevo desborde de Tomás Martínez, un centro pasado que tuvo como receptor solitario a Fabián Bordagaray, y un derechazo furibundo, cruzado e inalcanzable para la estirada de Germán Montoya. Otra vez el equipo de Burruchaga en desventaja y con muchísimas dudas a la hora de retroceder y defender.

El conjunto local era muy superior, Atlético no hacía pie y no tomaba las marcas, permitiendo que el rival llegue con claridad. La sensación era que si los dirigidos por Holán apretaban el acelerador podían aumentar la diferencia en el marcador. Y eso ocurrió a los 38 minutos. Una nueva contra luego de perder la pelota en ofensiva, que tomó mal paradas a todas las lineas albicelestes derivó en el tercer tanto. Bordagaray manejó muy bien las acciones y cedió la pelota para Isnaldo, quien no tuvo piedad de Montoya y colgó la pelota de un ángulo con un zurdazo imparable.

Los primeros 45' se iban a ir con una clara ventaja del local en el marcador y en el trámite de juego. Atlético no generó situaciones, perdió la pelota sistemáticamente, no tuvo juego asociado y tampoco supo encontrarle la vuelta a los embates menejados por Martínez.

Un complemento lógico

El segundo tiempo planteaba la incógnita de sobre si Defensa podría sostener la superioridad de la etapa inicial para alzarse con la victoria, algo que no pudo hacer en sus compromisos anteriores. Por contrapartida, la duda en Atlético era saber si sería capaz estar a la altura y cambiar la pobre producción del comienzo.

Pero poco de ello se dió, ya que el Halcón no fue el mismo de la etapa inicial y ya no tuvo un dominio tan claro, como tampoco La Crema fue capaz de mejorar.

Sobrevinieron los cambios, en Defensa ingresaron Stefanelli por Osorio, Calzada por Tomás Martínez y Rius por Bordagaray. En tanto que Burruchaga agotó las variantes con las inclusiones de Parra por Colman y Orfano por Abero

Pero los mismos en poco afectaron al juego, ya que uno se dedicó a controlar la diferencia obtenida, parándose de contra, y el otro jamás tuvo ideas para siquiera descontar. Tan sólo una chance que Parra se demoró en rematar fue lo que mostró como intención de alcanzar el descuento.

El cuarto gol merodeaba el arco de Montoya, quien como podía evitaba la caída de su valla. 

A los 41' vio la roja en Defensa el ingresado Calzada, por un manotazo innecesario e inexplicable en la mitad de la cancha.

Lo liquidó y dejó preocupado

Allí el partido parecía morirse, pero siempre hay tiempo para más cuando están las intenciones. Y así fue que a los 42', en otra pelota perdida cuando el equipo se adelantaba, le permitió una contra a Fredes, y un pase para que por izquierda ingrese Stefanelli y coloque el cuarto y definitivo tanto que sentenció la goleada.

Defensa se quedó con un 4 a 1 categórico y merecido, dejando en claro que su recuperación no tenía objeciones. Por su parte, Atlético encendió la luz de alerta en su segunda caída consecutiva. Comienzan a preocupar los errores defensivos, la falta de fútbol, el nivel de algunos de sus jugadores y, fundamentalmente, la acuciante situación en la tabla de promedios. Esa que no debe dejar de mirar ni un instante en este torneo de 16 fechas.