Jugó bien, pero no tuvo suerte

Atlético de Rafaela cayó 2-1 ante San Lorenzo en el Nuevo Gasometro. Gabriel Gudiño fue el autor del descuento Celeste. La Crema fue superior, pero no pudo concretar las situaciones.

Jugó bien, pero no tuvo suerte
Gudiño disputa el balón con Más. // Foto: Diario El Ciudadano.
San Lorenzo
2 1
Atlético de Rafaela
San Lorenzo: Sebastián Torrico; Mathías Corujo, Marcos Angeleri, Matías Caruzzo, Emmanuel Más; Fernando Belluschi, Franco Mussis, Néstor Ortigoza (Bautista Merlini, min. 64), Sebastián Blanco; Martín Cauteruccio (Ezequiel Cerutti, min. 58), Nicolás Blandi (Gonzalo Bergessio, min. 77). DT: Diego Aguirre.
Atlético de Rafaela: Lucas Hoyos, Eros Medaglia (Gabriel Gudiño, min. 15), Rodrigo Colombo, Gastón Campi, Mathías Abero; Lucas Pittinari, Emiliano Romero, Walter Serrano, Fernando Luna (Sergio Almirón, min. 72), Marco Borgnino (Mauro Albertengo, min. 80); Robin Ramírez. DT: Juan Manuel Llop.
MARCADOR: 1-0, min. 1, Fernando Belluschi. 2-0, min. 25, Nicolás Blandi. 2-1, min. 52, Gabriel Gudiño.
ÁRBITRO: Mauro Vigliano (ARG). Amonestaciones: Martín Cauteruccio (min. 45), Sebastián Blanco (min. 90); Emiliano Romero (min. 15), Rodrigo Colombo (min. 76), Mathías Abero (min. 82).
INCIDENCIAS: Estadio Nuevo Gasometro.

Bajo la lluvia que agobiaba el Nuevo Gasometro, Atlético de Rafaela perdió por dos tantos contra uno ante San Lorenzo con arbitraje de Mauro Vigliano. Fernando Belluschi y Nicolás Blandi convirtieron para el local, mientras que Gabriel Gudiño descontó para La Crema.

Haciendo un balance general, Atlético fue superior a lo largo del encuentro, pero la fortuna no lo acompaño. Pese a que el equipo ingresó dormido y pasó a estar en desventaja cuando rondaban 15 segundos, el elenco de  Chocho Llop hizo su mejor actuación en lo que va del campeonato.

Dominó el balón en campo contrario, con Fernando Luna como principal arma de posesión. A partir de ahí, generó jugadas de alto riesgo, en las que gracias a la imprecisión en los últimos metros, no pudo concretarlas y dar pelea en el marcador. La más destacada, es el remate en el travesaño de Rodrigo Colombo cuando ya se baja el telón del cotejo.

Dejando de lado la falta de definición frente al arco rival, San Lorenzo marcó la diferencia a base de paciencia y golpeando en los momentos justos. La jerarquía y la experencia también fueron factores determinantes en el encuentro.

Aunque tuvo situaciones claras para empatar y ponerse en ventaja, La Crema se tuvo que conformar con haber dejado una buena imagen. Si bien da impotencia, este tipo de actuaciones generan tranquilidad de cara a lo que viene.

El conjunto Celeste ya deberá pensar en el compromiso que tendrá dentro de dos semanas, cuando reciba en el Nuevo Monumental a Racing Club. Atlético se hace fuerte en condición de local y deberá sumar para engrosar el promedio.