Peleó, luchó, pero no alcanzó

Atlético de Rafaela empató 2-2 ante Rosario Central en la final de vuelta de la Copa Santa Fe. El resultado en el partido de ida decretó el campeonato para los rosarinos. Alexis Castro anotó los goles Celestes.

Peleó, luchó, pero no alcanzó
Foto: ASMyD Oficial.
Rosario Central
2 2
Atlético de Rafaela
Rosario Central: Jeremías Ledesma; Nahuel Gómez, Renzo Alfani, Luciano Recalde, Facundo Rizzi; Andrés Lioi, Emmanuel Ojeda, Diego Becker (Nicolás Giménez), Leonel Rivas (Joel López Pissano); Agustín Coscia y Agustín Maziero (Renzo Reynaga). DT: Leonardo Fernández.
Atlético de Rafaela: Jorge Carranza; Lucas Blondel, Oscar Carniello, Franco Lazzaroni, Nicolás Dematei; Facundo Soloa (Lucas Pittinari), Matías Valdivia, Alexis Castro; Maximiliano Casa, Manuel Bustos (Gonzalo Klusener), Mauro Albertengo (Darío Gandín). DT: Lucas Bovaglio.
MARCADOR: 1-0, Agustín Coscia. 1-1, Alexis Castro. 2-1, Diego Becker. 2-2, Alexis Castro.

Noche de definición en el estadio Gigante de Arroyito. En el marco de la final de vuelta de la Copa Santa Fe, Atlético de Rafaela visitó a Rosario Central con la intención de revertir el 1-0 adverso, haciendo referencia al partido de ida. 

Bajo el arbitraje de Pablo Díaz, el cotejo finalizó 2-2, decretando al conjunto rosarino como el campeón y dejando a los Celestes con las manos vacías. Los goles del elenco que dirige Lucas Bovaglio, los convirtió Alexis Castro en ambas ocasiones.

En cuanto al desarrollo del juego, en la primera etapa Atlético se vio sometido a la presión de los jóvenes de Central, poniéndose en desventaja en el primer cuarto de hora. La juventud Canalla también fue un condicionante, teniendo en cuenta que cada distracción que tuvieron, la Crema supo aprovecharlo para meterse en el partido.

Cuando se cerraba el primer acto, el local volvió a ponerse arriba en el marcador, sin embargo, volvieron dormidos al complemento, ya que Castro lo igualó enseguida. Con el correr de los minutos, Bovaglio optó por poner toda la carne al asador, colocando en cancha a Lucas Pittinari, Gonzalo Klusener y Darío Gandín.

La expulsión de Nahuel Gómez, hizo que el Canalla se acorrale contra el arco que defendió Jeremías Ledesma, dando la sensación de que la ventaja de Atlético estaba al caer. Sin embargo, Pittinari fue expulsado tras una violenta falta a Emmanuel Ojeda, dándole a los rosarinos la oportunidad de acomodarse.

En un partido que ya se definía como caliente, Ojeda volvió a ser victima de una dura falta, pero esta vez de Lucas Blondel que también terminó yéndose a las duchas antes de tiempo. En ese momento, a Renzo Alfani le generó impotencia ver a su compañero en el piso y se ganó la roja por prepotear al defensor de la Crema.

En el final se jugó al golpe por golpe, con Atlético internado en la puerta del área rival y Central buscando liquidarlo de contra. La historia llegó a su fin y el elenco de Lucas Bovaglio se transformó en sub-campeón de la Copa Santa Fe.