El 'Tigre' se comió al 'Decano'

Atlético y Tigre se enfrentaron en la tarde-noche del lunes y ambos sorprendieron.

El 'Tigre' se comió al 'Decano'
Evangelista e Itabel luchando cuerpo a cuerpo por quedarse con el balón. || Foto: La Gaceta.

Este lunes se cerró la fecha 6 del Torneo de Transición 2016 y en un encuentro inesperado Atlético enfrentó a un Tigre que venía sin ganar, pero que se encargó de hacerlo nada menos que en esta última fecha ante los tucumanos y por una amplia diferencia.

En Victoria jugó en 'Decano' y eso fue lo que no consiguieron. En un lunes de terror, ambos equipos sorprendieron, Atlético que venía con la valla menos invicta del torneo, recibió 5 goles. Y Tigre, que venía sin poder lograr una conquista ayer demostró un muy buen nivel y lo sellaron con el 5 a 0 como resultado final.

La defensa tucumana estuvo muy dispersa, fue quebrada en cada oportunidad que hubo, el equipo no logró dominar la pelota del modo en que nos tienen acostumbrados.

Atlético arrancó presionando, pero poco duró la ilusión. A los dos minutos de partido, ante una falla tremenda de Bianchi, Janson aprovechó y, caño mediante, convirtió un golazo que abrió el marcador del partido.

En 26 del primer tiempo el que falló fue Meza Britez y Janson apareció, nuevamente, poniendo un pase impecable, a Castro que se encontraba libre y que terminó por marcar el 2 de los 5 goles. Así empezó la catarata que dejó a Atlético 4 goles abajo antes de ir al descanso.

Luego del arranque del segundo tiempo, todos pensaron que Azconzábal realizaría los cambios pertinentes para mover un poco mas al equipo. Esto no estuvo ni cerca de lo real. El Vasco se encargó de mantener el equipo tal y como estaba, con el Pulga que tuvo la peor noche de todo el torneo, no pegó una, cada vez que recibía la pelota cometía errores. Pocos fueron los destacados en el conjunto tucumano entre ellos Romat que fue uno de los pocos que logró recuperar la pelota y tenerla por más de 10 segundos y logró llevarla desde el fondo hacia el área rival.

Nery Leyes, que siempre se destaca por hacer de la mitad de cancha un lugar impenetrable para los rivales, no consiguió ni una sola pelota.

El Polaco intentó llegar a las pelotas que los rivales le permitían porque siempre estaba marcado por más de un jugador. En la segunda parte, ya cerca del final, se perdió un gol que era más difícil errar que convertir. Pero el balón no quiso jugar para los tucumanos.

Leandro González también fue otro de los que pudieron mostrarse, aunque con menor nivel que en otros partidos. El 10 siempre sabe como controlar la pelota.

Respecto de los cambios realizados no fueron los esperados y no resultaron como era necesario. Ingresaron Quiroga, Govea y Méndez y ninguno pudo colaborar con la llegada del gol. Mejoró si, un poco el nivel sobre el final, pero fue tarde.

Terminado el partido los hinchas intentan buscar explicaciones sobre lo que sucedió. Nadie se esperó una derrota así y no sólo nos referimos a los fanáticos del equipo tucumano, sino a todos los aficionados que vieron este partido.

Luego del  pitazo final de Rapallini y de la vuelta a los vestuarios, Juan Manuel Azconzábal salió a respaldar a sus jugadores resaltando el mérito de los de Victoria y justificando que no tuvieron una buena noche, pero que en cuanto a actitud, sus jugadores habían dado todo.

Hay mucho para corregir de cara al partido con Aldosivi que se jugará este domingo 13 a las 20 horas en el estadio Monumental José Fierro.

Estos son los goles de Tigre.