Las chances matemáticas alimentan la ilusión copera

Tras asegurar su permanencia en la Primera División, Atlético recalculó su objetivo de cara al final del Torneo de Transición y procurará dar pelea por el segundo lugar de la Zona 2, ese que da media plaza a la Copa Libertadores.

Las chances matemáticas alimentan la ilusión copera
Momento de charla técnica en el Complejo Deportivo de Atlético Tucumán. Foto: Celeste Brancatella

Con Lanús decididamente alejado en la pelea por un lugar en la final del Torneo de Transición y a cuatro fechas del cierre, el Decano tiene como objetivo el segundo puesto en la tabla de posiciones de la Zona 2. Ese lugar que le permite disputar un partido final por un lugar para participar en la próxima edición de la Copa Libertadores ante el escolta de la zona 1, en un partido con tantas características de final como los cuatro partidos que aún le quedan por disputar en lo que resta del campeonato

Su principal escollo por superar es Estudiante de La Plata, de quien solo está a tres puntos y a eso no lo ven lejano o imposible. El Pincha, por su parte, no se despegó y tienen un fixture en el que pueden dejar puntos en el camino. Ese calendario de partidos incluye los dos que aún no jugó contra los dos grandes de la zona. En la fecha 14 debe enfrentar a Racing en condición de visitante, y en la fecha siguiente a esta, recibirá a un Boca en levantada. A esto, sumarle un viaje a Santa Fe en la última jornada, para enfrentar a Unión. Quizás el partido más accesible que tenga el Pincha sea en la próxima jornada ante el alicaído Newell’s, en La Plata, pero habrá que ver como se presenta el partido.

Claro, lo que le resta a Atlético no es tan sencillo pero, en comparación con su competidor platense, parece ser más accesible. El conjunto tucumano ya volvió a los entrenamientos pensando en Temperley, con quien jugará en condición de visitante este próximo lunes a las 21.15.

Las prácticas, que iniciaron la semana, consistieron en ejercicios regenerativos y en el gimnasio. Uno de los hombres que volvió a entrenar, pero de modo diferenciado, fue Rodrigo Aliendro, justamente quien se bajó de la última convocatoria por sufrir un desgarro en el aductor. Por su parte, el Mago Molina, quien recibió un golpe frente al Racing de Sava en la primera fecha y, posteriormente, tuvo que salir siendo reemplazado y días después operado; ya comienza a trabajar con sus compañeros, pero de manera más liviana, con ejercicios específicos.

Vale recordar que tendrá boleto directo para la Libertadores 2017 el campeón y el subcampeón del actual torneo (dirimen los primeros de cada zona). Los dos equipos que resulten segundo en cada grupo, disputarán un encuentro en cancha neutral, el ganador ocupará la plaza 3 de Argentina y el perdedor la plaza 4. Sin embargo, el perdedor de este partido puede quedar afuera si el ganador de la Copa Sudamericana es un equipo argentino y no ocupa ninguna de los cupos anteriores.