Repartieron el tesoro

Atlético Tucumán jugó mal y no pudo contra Belgrano, pero rescató un punto.

Repartieron el tesoro
Repartieron el tesoro

En una noche calurosa en el José Fierro, el equipo de, ahora, Luciano Precone, Atlético Tucumán, jugó mal, no encontró la vuelta y empató con Belgrano en cero.

Pocas fueron las variantes que presentó el equipo, sólo la salida de Aliendro (táctico) y Menéndez (por lesión) y el ingreso de Mendoza por la banda izquierda junto con la vuelta de Villalba.

Poco juego, mucha pelota en el medio campo y casi nada de ataque para ambos lados. En Atlético sí se notó un buen desarrollo de la defensa con un Canuto muy firme, Evangelista y Di Plácido muy movedizos por ambas bandas y bloqueando los intentos de presión que, cada tanto, generaba el Pirata. En mitad de cancha el que más apareció fue Leyes, uno de los más destacados que, con Acosta generaron alguna que otra situación aunque no llegaron a buen puerto.

El Deca parece no encontrar la vuelta, pero Belgrano tampoco tuvo un buen desempeño en cancha, aunque los locales no supieron quebrar la vaya de Olave. 

Los capitaneados por Bebe Acosta mostraron desesperación en el juego y eso suele jugarle en contra a muchos equipos. Atlético supo timonear el barco para que, por lo menos, no le hicieran goles.

El equipo tucumano necesita urgente encontrar técnico, ya que el juego que vienen teniendo deja mucho que desear y hace ya más de tres partidos que el Decano no sabe lo que es la victoria. En este torneo, sólo ganó una vez de local y viene muy flojo de puntos.

Necesitan ponerse a tiro, aunque, si bien no están complicados con el promedio, es preciso sumar teniendo en cuenta que el año que viene puede haber otro torneo más, siempre y cuando clasifiquen a la fase de grupos de Libertadores.

Según vaticinó Precone, "la partida del 'Vasco' influye pero tenemos que estar preparados para definir partidos. Es necesario sumar puntos, el semestre ya está por terminarse y hay que tener más puntos." Con el resultado de este partido, Atlético sólo suma 12 puntos en 11 fechas. 

Rodríguez, que entró al inicio del segundo tiempo, fue uno de los que dio la cara diciendo: "No estamos mal desde lo anímico, pero en lo futbolístico no estamos encontrando el volúmen de juego que necesitamos".

Mientras, el capitán, Acosta, juró que "está a la espera" y confiado de que el técnico que venga los va a sacar de esto.

La responsabilidad no sólo es del técnico, sino que también se necesita del equipo y de la comunicación. Los jugadores deberán encontrar entre ellos la unión que los caracterizaba en el primer torneo de 2016.