Banfield tuvo un debut soñado

El taladro venció por 2-0, con goles de Walter Erviti y Lihué Prichoda, a Gimnasia y sumó los primeros tres puntos del campeonato.

Banfield tuvo un debut soñado
Erviti festejando su gol con Colela y Sarmiento. Foto: Chanchallena.com.ar
Banfield
2 0
Gimnasia LP
Banfield: Navarro; Bettini, Matheu, Pérez, Soto; Rossi, Colela (Prichoda 19 ST); Erviti (Villagra 30 ST), Sarmiento; Simeone (Rodríguez 35 ST), Silva.
Gimnasia LP: Bologna; Oreja, Barsottini (Bonifacio 28 ST), Romero, Licht; Fernández, Perdomo; Castillón, Valdez Chamorro (Bou 5 ST), Noble (D'Angelo 5 ST); Niell.
MARCADOR: 1-0, 9 PT Walter Erviti. 2-0, 38 ST Lihué Prichoda.
ÁRBITRO: Nestor Pitana. Amonestados: Luciano Perdomo (GLP) 44 PT y Claudio VIllagra (BAN) 42 ST.

Dando comienzo al Torneo de Transición 2016 se enfrentaron, en el sur, Banfield y Gimnasia de La Plata. El conjunto que dirige Claudio Vivas demostró que incluso con juveniles puede dar que hablar en este campeonato. 

Con los 5 refuerzos nuevos en cancha, los juveniles Alexis SotoIván Rossi, el debutante Franco Colela y los ya conocidos Walter Erviti, Gonzalo Bettini, y Giovanni Simeone le ganó de manera correcta a un Gimnasia diezmado por la falta de 10 jugadores habituales.

El partido arrancó muy dinámico y con mucho juego en la mitad de la cancha.

A los 8 minutos del primer tiempo, tras un rechazo de Carlos Matheu en el área de Banfield, y un pase de Brian Sarmiento, Simeone recorre la banda derecha y, con un pelotazo en diagonal, coloca el balón en el pie de Erviti para que este le rompa el arco a Enrique Bologna con un zurdazo formidable.

El equipo de La Plata siguió llegando al arco contrario e intentando convertir el empate pero  la defensa rival supo mantener el resultado en el primer tiempo.

En el segundo tiempo, con un gran trabajo colectivo entre Rossi, Erviti y Sarmiento, Banfield logró el juego que su DT buscaba.

A los 38 minutos del segundo tiempo, el juvenil Soto recupera una pelota devenida en gol tras una corrida, más que maratónica, de Santiago Silva, quien logra sacar un centro largo sobre la banda para la cabeza de Lihué Prichoda. Asi Banfield consigue la segunda conquista para liquidar el pleito. Tras el gol, Claudio Vivas soltó un eufórico grito que lo dijo todo: Desahogo por las ocasiones creadas y no aprovechadas, conformidad y alegría.

Equilibrio, orden y firmeza es la impresión que se ve en este renovado plantel. Capaz de hacer mucho daño teniendo espacios. Y con varias figuras.

Banfield cerró un gran partido y tuvo un debut soñado.