El clásico se puso rojo

El clásico del sur quedó en manos de Lanús. Banfield, de buen segundo tiempo, terminó con las expulsiones de Silva y Pérez que le dieron la ventaja al granate para definir el partido. 2-0 a favor del visitante.

El clásico se puso rojo
Mouche festejando el primer gol. Foto: Perfil.com
Banfield
0 2
Lanús
Banfield: Navarro; Bettini, Matheu, Pérez, Soto; Rodríguez, Yeri, Rossi, Erviti, Colela; Silva
Lanús: Monetti; Gómez, Gómez, Braghieri, Pasquini; Martínez, Marcone, Almirón; Mouche, Sand, Acosta.
MARCADOR: 32 PT Mouche, 0-1. 44 ST Sand, 0-2.
ÁRBITRO: Germán Delfino
INCIDENCIAS: Amonestados Banfield: Soto, Rossi, Pérez, Silva. Amonestados Lanús: Sand, Martínez, Marcone. Expulsados: Silva, Pérez.

Se disiparon las nubes y el cielo se dejó ver. La lluvia paró y el sol iluminó un estadio lleno y colorido. Era Banfield contra Lanús, era Lanús contra todo el sur.

Fue la vuelta del emperador dirigiendo un clásico. Y decidió salir a jugar con un sólo delantero, poblando el medio campo con cinco volantes para frenar el juego granate. Banfield tuvo unos primeros diez minutos en el primer tiempo, muy asociado jugando la pelota entre líneas y abriendo a las bandas. De todas maneras el taladro estuvo lento en los retrocesos y en los contrataques. Lanús se dio vuelta y demostró que es rápido, y puede lastimar simplemente con la simpleza de jugar la pelota por abajo. Como la llegada a los primeros tres minutos o el doble esfuerzo que tuvo que hacer Hilario Navarro para tapar dos pelotas de manera consecutiva a los 9 minutos. El granate siguió atacando y a los 25 minutos, tras un córner, Gustavo Gómez cabeceó por arriba del travesaño. Y siete minutos después, de una jugada colectiva de Lautaro Acosta, Pablo Mouche aprovechó un error defensivo de Alexis Soto y no perdonó. Era el 0-1 a favor del visitante, y fue demostrar el poderío dentro de la cancha, como se vió todo el primer tiempo.

La gente olvidó rápido el error de Soto, fue aplaudidoy ovacionado porque el lateral del taladro peleó todas las pelotas, defendió y mejoró su rendimiento y fue la figura del taladro. Hasta se dió el lujo de jugar de 9. Banfield mejoró mucho su juego en el segundo tiempo, dominó la pelota, estuvo más claro en los pases y tuvo más chances, como la de Santiago Silva a los 4 minutos y la de Brian Sarmiento a los 21. El pelado Silva no encontró su lugar en el partido, siendo único delantero, pivoteó toda la cancha, ayudó en la defensa pero no funcionó de cara al gol y terminó expulsado por una acción en la que desafió a Germán Delfino tras una falta. Tras la expulsión del pelado, Claudio Pérez también vió la roja, pero por ponerle el codo en la cara a Laurato Acosta. Y como era de esperarse, Lanús manejó la pelota, jugo con los tiempos y definió el partido con un segundo gol de José Sand a los 44 minutos.

Banfield echó a perder el gran trabajo que hizo en el segundo tiempo. Terminó el partido con dos expulsiones y dos goles en contra. El taladro sigue sin ganar, sigue sin sumar de a tres y lo espera otro clásico más dentro de dos fechas en la fortaleza granate.