Fue la Naranja Mecánica

Con goles de Silva (de penal), Sperduti y Erviti, Banfield le ganó 3-2 a Estudiantes y le quitó el invicto. Rodríguez y Viatri descontaron para la visita.

Fue la Naranja Mecánica
Sperduti y Erviti celebran el segundo gol | Foto: Télam

El equipo de Julio Falcioni demostró tener el temple necesario para poder batir a Estudiantes y encima, cortarle una racha de 21 partidos sin conocer la derrota por el torneo local. Con un brillante primer tiempo, al Taladro le alcanzó para decretar el triunfo que lo pone a ocho puntos de la cima del campeonato. Algunas individualidades fueron claves para que Banfield pueda cosechar la segunda victoria al hilo, por primera vez en el torneo.

El inicio del primer tiempo fue cambiante. Empezaron prestándose la pelota, sin que haya un dominador claro. Cuando parecía que poco a poco Banfield ganaba la posesión, Estudiantes hilvanó la primera jugada de riesgo a favor. En un mal retroceso de la defensa local, el Pincha avanzó por derecha y tras un centro, Lucas Rodríguez cabeceó una pelota que había quedado perdida en el área, y la hundió en al arco.

Pareció que ese cachetazo, hizo que el Taladro se despertara de la siesta. En ese instante del partido, las figuras de Walter Erviti, Santiago Silva y Nicolás Bertolo se encendieron y le dieron luz al equipo. Primero, al cordobés le cometieron un penal. Tontamente, Facundo Sánchez lo empujó entrando al área y Juan Pablo Pompei no dudó en sancionar la pena. Quien tomó la pelota fue el goleador del equipo: Silva. El uruguayo no falló y decretó la igualdad en el marcador a los 27 minutos. Luego, desde una mala salida de los de La Plata, Bertolo comandó otro ataque por izquierda y la magia de Erviti se hizo presente. El ex River tiró un centro por abajo y el capitán del equipo dejó pasar la pelota entre sus piernas para darle lugar a la llegada de Mauricio Sperduti, que acomodó la pelota a la derecha de Mariano Andújar, que nada pudo hacer. Fue el mismo Erviti, quien sobre el final del primer tiempo, estiró la ventaja e hizo que las cosas terminaran 3-1 para ir al descanso.

En el complemento sucedió lo que todos preveían. Banfield intentó cerrar el partido, se metió atrás y Estudiantes quizo llevárselo por delante, y casi lo logra. Es que a los 29 minutos, Jonathan Schunke asistió de cabeza a Lucas Viatri que, haciendo valer la ley del ex, descontó para el puntero del torneo. Pero no alcanzó.

Inevitablemente, cuando el hincha de Banfield recuerde el partido que jugó su equipo, se le dibujará una sonrisa. Demás está decir que el triunfo, al ser ante puntero, tiene un gusto especial. De esta forma, se sube al lote de los diez primeros quedando octavo, por lo menos hasta que River, Independiente y Godoy Cruz jueguen sus partidos. El próximo desafío será en Rosario ante Newell’s, el escolta del Pincha, que esta tarde le ganó a Colón.

Los goles del partido