El momento de Teté

Esta mañana comenzó la era de Esteban González en Belgrano. Con algunos regresos y un par de ausentes, el plantel "Pirata" volvió al trabajo.

El momento de Teté
Belgrano regresó a los entrenamientos | FOTO: @lucas_galdi

En la fresca pero soleada mañana de Villa Esquiú, Esteban González puso primera en Belgrano. Tras la salida de Ricardo Zielinski, el flamante entrenador dirigió su primera práctica al frente del plantel cordobés que, tras unos días de receso, retomó hoy a los trabajos.

Con un total de 30 futbolistas y sin caras nuevas (la dirigencia del Celeste negocia por la llegada de refuerzos), Teté diagramó un intenso trabajo, en la cancha 1 del predio, que se extendió por casi dos horas.

El único ausente con aviso fue el chileno José Rojas, quién se estará sumando en los próximos días. Además regresaron de sus respectivos préstamos y entrenaron a la par de sus compañeros Nicolás FerreyraNahuel Luján Maximiliano Zárate.

Una vez finalizado el entrenamiento, el cuerpo técnico completo de Belgrano fue presentado ante la prensa por el vicepresidente segundo de la institución, Abraham Rufail. Acompañarán al ex volante: Marcelo Goux (ayudante de campo), Tulio Pianesi y Daniel Girotti (preparadores físicos), Rubén Chacón (colaborador llegado de España) y Marcelo Misetich (entrenador de arqueros).

Tras la presentación, González se prestó al dialogo con los periodistas presentes en el lugar y dijo: "Trataremos de potenciar el gran trabajo que ha hecho Ricardo (Zielinski). Nos ha dejado un gran patrimonio de aprendizaje, de funcionamiento en los últimos cinco años". 

Sobre los posibles jugadores, que alguna vez vistieron la camiseta Celeste y que suenan para reforzar el equipo, el nuevo DT manifestó: "Tenemos muchas expectativas de que Matías Suárez puede sumarse. Sería un refuerzo de gran jerarquía, no sólo para nosotros, sino también para el fútbol argentino".

Y agregó: "Lo de Pablo (Chavarría), es como lo de Germán (Montoya) o Diego (Novaretti). Son tipos que tiene su corazón en Belgrano, pero en su presente tienen otro tiempo. Lo de Novaretti es muy difícil. Y lo de Chavarría es algo similar; ha quedado en libertad de acción, luego de hacer una buena temporada en Francia, y entendemos, porque así él también lo ha expresado, que su tiempo aún está allá".