El Torneo de Transición que le espera a Boca

El 'Xeneize' afrontará una zona que, a priori, no tiene grandes rivales. Por plantel y jerarquía es uno de los candidatos para llegar a la final del torneo. Pero la máxima prioridad será la Copa Libertadores y allí irán a parar todos los esfuerzos por lograr un título.

El Torneo de Transición que le espera a Boca
Aunque la prioridad sea la Libertadores, Boca intentará repetir el título en el torneo local. Foto: Infobae

Para Boca llegó la hora de dejar atrás lo sucedido en el Torneo de Verano. Los partidos por los puntos comienzan ahora y el Xeneize deberá retomar su mejor versión si quiere luchar por los títulos. Los objetivos están claros: lo que importa es la Libertadores. Todos los cañones apuntan hacia el máximo certamen continental, que el club de La Ribera no gana desde 2007. En segundo orden, estará el torneo local que, a pesar de no ser la máxima prioridad para el club, también buscarán que esté en las vitrinas xeneizes.

Hablar sobre la importancia de la Libertadores resulta lógico. Sin embargo, el Campeonato de Primera División también será relevante. En un club como Boca no se debe dejar de lado ninguna competición. La historia así lo marca y debe respetarse. Es por ello, que el equipo de Rodolfo Arruabarrena luchará ambos frentes mientras cuente con chances. Pero cuando llegue el momento de inclinarse por uno u otro, es sabido que los titulares serán guardados para el certamen continental. Ningún club argentino pudo ganar, al mismo tiempo, el torneo local y la Libertadores. Y lo mejor es priorizar la copa.

El sábado 6, Boca hará su estreno en este Torneo de Transición 2016 ante Temperley, en cancha de Banfield. Será un encuentro que servirá para saber dónde está parado el equipo del Vasco Arruabarrena realmente. Si logra reponerse de la mala racha veraniega, con cuatro derrotas en fila, o si solo fue un mal pasar y el plantel recupera nuevamente el rumbo. Una victoria ante el Gasolero lo dejaría bien posicionado para enfrentar a San Lorenzo por la Supercopa Argentina. Además, hay un detalle que no es menor: el ganador de la copa obtendrá un boleto para disputar la Sudamericana 2016.

A priori, Boca es uno de los favoritos para llegar a la final del certamen local. Sus pergaminos son más que claros. Tiene un extenso plantel, con jugadores de jerarquía y, además, es el último campeón del torneo local. En su grupo, el rival que asoma como el más fuerte es Racing, a quien también puede enfrentarlo en la fase de grupos de la Copa Libertadores. En principio, el Xeneize no tiene grandes rivales a vencer en su zona. El resto de los denominados equipos grandes (San Lorenzo, Independiente y River) se encuentran en la otra zona. Aunque siempre hay lugar para alguna sorpresa.