Leonardo Jara: el 'León' se hizo azul y oro

El lateral, que tuvo muy buenas actuaciones con Estudiantes, cumplirá uno de sus sueños: jugar en Boca. Una polifuncional opción para el 'Vasco'.

Leonardo Jara: el 'León' se hizo azul y oro
Jara, el nuevo polifuncional del 'Vasco'. Foto: Cielo Sports.

Con 24 años de edad, Leonardo Jara se convirtió en el segundo refuerzo que consiguió Boca Juniors de cara al arranque de la campaña 2016. El joven jugador, que se desempeña como defensa lateral, pero en algunas ocasiones también funge como volante, dijo, tras darse a conocer su arribo al conjunto azul y oro, que el llegar a uno de los equipos más grandes del fútbol argentino era como un “sueño”. “Llegar a Boca es cumplir un sueño. Sé que todavía no se concretó nada, falta arreglar un tema del contrato, pero estoy ilusionado", dijo en declaraciones al programa radial De una, otro buen momento.

Arruabarrena buscó al jugador por el buen desempeño que había tenido en su corta carrera como jugador de Estudiantes de La Plata y en aras de mejorar el funcionamiento de la zona defensiva del equipo, así como impulsar el juego por la franja derecha la opción fue Jara.

Rapidez, control y visión dentro del terreno de juego, así como la garra y la entrega hacen que Jara se destaque en cada partido. En 2009 debutó con Estudiantes y desde esa fecha ha jugado más de 100 partidos con el Pincha, con quien también le tocó convertir cuatro anotaciones.

El de Corrientes llegó a Boca Juniors, luego de que el equipo platense y el de La Ribera llegaran a un acuerdo económico por 2.5 millones de dólares por el 80 por ciento de su pase.

Jara puede ser utilizado por todo el sector derecho, pero también como central, ya que en algún tiempo probó dicha posición. Cuando se dio a conocer que iría a Boca, en una charla en un programa de Radio La Red, el jugador confesó que se siente más cómodo como lateral: “Los últimos dos años jugué de lateral por la derecha y es donde más me siento cómodo”.

El ex de Estudiantes competirá con Peruzzi por el lugar de ‘4’, y quien esté en mejores condiciones será quien ocupe ese lugar, aunque Arruabarrena lo podría utilizar como comodín, en caso de suspensiones o lesiones, en todos los sectores en los que sabe jugar.