Con la necesidad de ganar

Pese a los malos resultados del equipo, los referentes y la comisión directiva bancan a Arruabarrena quien dirigirá a Boca mañana frente a San Martín de San Juan.

Con la necesidad de ganar
El Vasco Arruabarrena saliendo del entrenamiento matutino del día de ayer.  Foto: Canchallena

Rodolfo Arruabarrena atraviesa el momento más difícil desde que llegó al club en agosto de 2014. Pese a ser campeón del Torneo de los 30 equipos y de la Copa Argentina en 2015, los malos resultados del equipo en el torneo de verano, en la final de la Supercopa Argentina y en las dos primeras fechas del nuevo torneo corto, hicieron que el técnico xeneize tenga un pie afuera de Boca a pesar de que su contrato venza a mediados de 2017.

El 2016 empezó torcido para Boca. El equipo del Vasco Arruabarrena perdió todos los encuentros que disputó en el Torneo de Verano: cayó 2-4 jugando con suplentes frente a Racing, 0-2 con Estudiantes de la Plata y perdió los dos Superclásicos 0-1 ante River (ambos goles fueron por penales). En febrero, Boca debutó de visitante con un empate en cero ante Temperley por el Torneo de Primera División, cuatro días más tarde cayó 0-4 frente a San Lorenzo por la final de la Supercopa y perdió  0-1 contra Atlético de Tucumán en la Bombonera, dejando a su director técnico en jaque.

La última victoria del Xeneize se dio el 4 de noviembre de 2015, en la polémica final de la Copa Argentina cuando le ganó 2-0 a Rosario Central. En lo que a números se refiere, el Vasco dirigió 71 partidos al frente del conjunto de la Ribera: ganó 45, empató 12 y perdió 14. Si bien Arruabarrena tiene una efectividad del 70% de los puntos, la mayoría de los encuentros que perdió fueron ante los equipos grandes del fútbol argentino: 3 veces contra River, 3 con San Lorenzo, 2 enfrentado a Racing y 1 ante Independiente.

Pese al flojo momento y la falta de resultados, Arruabarrena ha dicho que se siente "fuerte" para sacar esto adelante, en su reunión con Daniel Angelici. Tanto la Comisión Directiva como el jugador emblema del equipo, Carlos Tevez, le han mostrado su apoyo al entrenador. Sin embargo, los tiempos apremian y el hincha empieza a impacientarse porque su equipo no responde adentro de la cancha. 

Boca enfrentará compromisos muy importantes a partir de la semana que viene, más precisamente el 24 de febrero, cuando visite a Deportivo Cali por la Copa Libertadores, el gran objetivo de la institución. Es por eso, que es de suma importancia cortar con esta racha negativa con los sanjuaninos y ratificarla el próximo fin de semana. De esa forma, el equipo llegaría con vitalidad y confianza de cara al estreno por el certamen continental y le daría un poco de aire al Vasco que, hoy por hoy, tiene la soga al cuello.