'Pintita' lujoso

En un partido donde hubo más lucha que fútbol, Gago sacó a relucir todas sus cualidades y metió tres lindos caños dejando en ridículo al contrario.

'Pintita' lujoso
Fernando Gago y Germán Mera disputando la pelota. Foto:Olé

El debut de Boca en la Copa Libertadores dejó mucho que desear. El conjunto dirigido por Rodolfo Arruabarrena llegó muy pocas veces al área rival, las oportunidades que tuvo no las pudo profundizar y varios de sus jugadores jugaron en un nivel bajo. Deportivo Cali tuvo las chances más claras y no las supo aprovechar, aunque prefirió el juego brusco y las faltas antes que jugar bien colectivamente. Es por eso, que la figura del partido fue Fernando Gago quién recuperó un nivel que hacía tiempo que no desmostraba en el terreno de juego. Pintita, como se lo conoce al volante xeneize, se hizo dueño de la mitad de la cancha, tiró lujos por doquier e hizo que la pelota llegara limpia a los delanteros. 

Luego de su lesión en el tendón de Aquiles, en aquel clásico que Boca ganaría 1-0 con gol de Nicolás Lodeiro en el Monumental, las actuaciones de Gago no fueron de lo mejor. El mediocampista se mostraba molesto cada vez que perdía la pelota y/o le cometían una infracción, y eso influía en su juego, se mostraba errático a la hora de asistir a sus compañeros y mal físicamente en el transcurso de los partidos. Pero hoy en Colombia, mostró una faceta de su juego que hace tiempo no se veía: la del jugador lujoso.

Gago fue el mejor jugador de Boca no solo en la mitad de la cancha, sino que también en los 90 minutos de partido. Fernando recuperó la memoria, volvió a ser ese jugador que el Xeneize tanto necesita. Se mostró seguro y hábil a la hora de habilitar a los demás. Pero lo mejor que mostró el número 5 hoy fueron sus caños a los jugadores de Cali. El primero fue de pisada sobre la banda derecha, el segundo fue con un toque sútil a la altura del círculo central aunque Godoy lo cortó con falta; y el tercero, una obra de arte, un espectacular caño de espalda dejando en ridículo a Rentería

Los caños de Pintita