No va más

Tras caer ante Racing por 1-0 en el Cilindro, Rodolfo Arruabarrena se reunió con Daniel Angelici el lunes por la tarde, y el entrenador fue despedido.

No va más
El Vasco Arruabarrena dejó de ser el DT de Boca.

Los desencadenantes de su salida

  • Desde su debut en el banco de Boca en el partido que el Xeneize le ganó a Velez por 2-1 en el Torneo Final 2014 hasta su despedida ayer en Avellaneda, repasamos cuales fueron las causas por las cuales Rodolfo Arruabarrena no seguirá al frente de Boca Juniors.
  1.  Las eliminaciones vs. River: Desde que comenzó su ciclo en Boca, el Vasco le dio un cambio de ideas al equipo y eso se reflejaba en la cancha. En la edición de la Copa Sudamericana 2014 tuvo un buen comienzo. Eliminó a Rosario Central, Capiatá y Cerro Porteño. Llegó a semifinales con el rival de toda la vida, River. En la Bombonera, fue empate en cero y en el Monumental con un equipo muy criticado y un esquema raro desde lo táctico, Boca cayó ante River por 1-0 y quedó eliminado del certámen. A comienzos de 2015, Boca perdería 4-0 contra Racing y el presidente de la institución saldría a gastar millones en refuerzos: Pablo Perez, Daniel Osvaldo, Torsigilieri, etc. Volvieron los cruces ante River, pero con victorias. Fue 1-0 en Mar del Plata y 5-0 en Mendoza. El equipo se veía con confianza de cara a la Copa Libertadores 2015. Ganó todos los partidos de la fase de grupos, 18 puntos sobre 18 posibles y otra vez tocaba cruzarse con River. El equipo del Vasco perdió 1-0 de visitante y fue descalificado de la copa por recordado episodio del Panadero Napolitano y el gas pimienta
  2. La deuda con los clásicos: Si bien Arruabarrena tuvo el 68% de efectividad en 71 partidos disputados, a su equipo siempre le costaba enfrentar a los clásicos contrincantes. De 15 partidos perdidos, 10 fueron ante equipos grandes del fútbol argentino. Con Racing perdió 3 veces al igual que enfrentando a River y a San Lorenzo y con Independiente cayó una vez. Los hinchas y la prensa cuestionaron durante toda la estadía de Arruabarrena en Boca la falta de resultados en partidos tan importantes como estos y eso fue un golpe muy duro para el director técnico.
  3. El flojo rendimiento y los malos resultados: El 2016 empezó torcido para Arruabarrena y sus dirigidos. En el torneo de verano, no ganó ningún partido. Perdió contra Racing, Estudiantes de la Plata y dos veces ante River. En febrero y con el inicio del nuevo torneo, el equipo empató 0-0 con Temperley dejando una imagen muy pobre. Cuatro días después, cayó ante San Lorenzo por 4-0 en la final de la Supercopa Argentina con un esquema poco habitual y con muchísimas dudas sobre su continuidad. En la Bombonera y por  la segunda fecha del torneo, perdió ante el recién ascendido Atlético Tucumán y quedó en la cuerda floja. Tras reunirse con el presidente Daniel Angelici, el Vasco declaró que tenía "fuerzas para seguir" y fue a San Juan para jugar contra San Martín. El equipo  mejoró con respecto a los anteriores encuentros disputados y ganó 1-0. La siguiente fecha y frente a Newell´s, Boca goleó 4-1 y Arruabarrena respiró. Llegó el debut copero que también dejó más dudas que certezas en lo que fue un empate en cero ante Deportivo Cali y, finalmente, el Xeneize volvió a perder contra Racing en lo que significó la décima derrota ante equipos grandes y su salida del club parecía inminente.

Hoy por la tarde, Rodolfo Arruabarrena y Daniel Angelici se reunieron para decidir el futuro del entrenador. El presidente le comúnico que él y la comisión directiva de Boca determinaron que éste era un ciclo cumplido y decidieron despedirlo. Tras la salida del Vasco se abre un nuevo interrogante: ¿quién será el técnico de Boca?