Necesita la victoria

Boca llega a un nuevo clásico frente a Racing con la necesidad de ganar para prenderse en la lucha para llegar a los octavos de final de Copa Libertadores.

Necesita la victoria
Carlos Tevez intentando recuperar la pelota.

El mundo Boca se revolucionó a partir de la última derrota el domingo pasado frente a Racing en el Cilindro. Es que dos días después, su entrenador Rodolfo Arruabarrena, sería despedido por la comisión directiva del club por la  falta de resultados. Y hoy a las 13, un ídolo de la casa fue presentado como nuevo director técnico de Boca: se trata de Guillermo Barros Schelotto quién tendrá la difícil tarea de debutar frente a la Academia en la Bombonera y por una nueva fecha de Copa Libertadores.

El conjunto que hasta el domingo era dirigido por el Vasco Arruabarrena, dejó más dudas que certezas en su visita a Avellaneda. Una vez más, Boca volvíó a perder con Racing y dio una imagen muy negativa en cuanto al juego en equipo. El Xeneize jugó sin un centrodelantero en el área a causa de la lesión de Daniel Osvaldo. Los delanteros no lograron transformar en gol las ocasiones que tuvieron, los mediocampistas no pudieron hacer llegar limpia la pelota a los delanteros y, los defensores, no estuvieron atentos en la única chance concreta que generó Racing y que terminó con el partido 1-0.

Boca es un equipo que hace un tiempo largo que no juega bien y que no logra hallarse dentro del campo de juego. Hasta cuando fue campeón del Torneo de los 30 dejó muchas dudas por sus falencias defensivas y por su dificultad a la hora de convertir goles. El 2016 no viene siendo un buen año para el último campeón del fútbol argentino: perdió todos los partidos que jugó en el verano, tiene 7 puntos sobre quince posibles en el nuevo torneo de 15 equipos y empezó la Copa Libertadores con un empate que podía haber sido una derrota. Ya empezado el mes de marzo, el conjunto de la Ribera se quedó sin entrenador y llegó uno nuevo: el Mellizo Barros Schelotto.

Guillermo tiene la obligación de cambiarle la cara a este equipo de ánimo pisoteado por sus malos resultados. Debe encontrar un 11 titular y definirlo para el resto de las competiciones y, sobre todo, necesita conseguir victorias que se le venían negando al ex director técnico, el Vasco. Boca se enfrenta a días complejos: en cinco días tiene dos clásicos, Racing y River, uno por Copa Libertadores y otro por Torneo Local, uno de local y el otro de visitante. Con Racing, el Mellizo debe cortar el maleficio de 7 partidos (oficiales y amistosos) sin ganarle y enfrentado a River, tiene la obligación de ganar si o si. ¿Podrá Boca mejorar su juego a partir de la llegada de un nuevo DT?¿Guillermo hará entender su idea de juego a los jugadores y así sacar al club de este mal momento? Son miles las dudas que rodean al mundo Boca de cara a los próximos partidos y que precisan ser respondidas con buenos resultados.