Jugadores que usaron la camiseta de River pero triunfaron en el Xeneize

A pocos días de un nuevo Superclásico, VAVEL te cuenta los jugadores que alguna vez se pusieron la camiseta del "Millonario" pero que triunfaron en la vereda de enfrente.

Jugadores que usaron la camiseta de River pero triunfaron en el Xeneize
Gabriel Omar Batistuta Foto: Taringa

Éste domingo habrá una nueva edición del Superclásico que se jugará en el Estadio Monumental, desde las 17:00 horas con arbitraje de Patricio Loustau y todo un país se paralizará para ver este encuentro. River y Boca, Boca y River tienen mucha historia además de ser el partido más importante que se disputa en Argentina, VAVEL te cuenta los jugadores que jugaron en el "Millonario" alguna vez pero que luego triunfaron con la camiseta "Xeneize".

Gabriel Omar Batistuta:

Jugó En River, desde 1989 hasta 1990: disputó 24 partidos y convirtió nada más que 4 goles. En Boca, desde 1990 hasta 1991: jugó 47 partidos e hizo 19 goles, fue ídolo en el equipo de la ribera. 

Ricardo Gareca:

En River, jugó en 1985: estuvo en 12 partidos y conquistó 4 goles, mientras que en el equipo "Xeneize", tuvo dos etapas: desde 1978 hasta 1980 y desde 1981 hasta 1984: disputó 334 encuentros e hizo 116 goles.

Hugo Orlando Gatti:

En River, desde 1964 hasta 1968: jugó 77 partidos mientras que en la vereda de enfrente estuvo desde 1976 hasta 1988: disputó 417 encuentros. A poco tiempo de debutar en Atlanta, Gatti fue transferido a River, equipo en el que jugó 77 partidos , desde 1964 hasta 1968. Allí alternó equipo con el histórico arquero Amadeo Carrizo. En 1976 el "Loco" fue comprado por Boca, jugó 417 encuentros y se transformó en ídolo.​

Ernesto Mastrángelo:

En River, desde 1972 hasta 1974: disputó 90 encuentros e hizo 33 goles mientras que en el equipo boquense desde 1976 hasta 1981: jugó 142 partidos y convirtió 56 goles.

Claudio Paul Caniggia:

En River, desde 1985 hasta 1988: jugó 53 partidos y convirtió 8 goles, 
en Boca, desde 1995 hasta 1998: disputó 74 encuentros y marcó 32 tantos. Uno de los ídolos máximos del equipo de la ribera.

Alfredo Rojas:

Rojas comenzó su carrera en Lanús y luego se fue a España al Celta de Vigo, volvió a la Argentina tras firmar con el River Plate, pero pasó la mayor parte de la temporada entre los suplentes. En 1962, ficha para Gimnasia y Esgrima La Plata donde jugó hasta 1964, disputando 81 partidos y marcando 35 goles. En 1964, es transferido a Boca Juniors donde juega 4 temporadas, ganando el torneo argentino en 1965. En Boca Juniors disputó 102 partidos de liga y anotó 46 goles. Otra de las grandes figuras boquenses.

Francisco Sá:

Jugo en River en 1969 hasta 1970. Luego pasó a Club Atlético Independiente en 1971. Con el Rojo ganó el torneo Metropolitano en 1971, la Copa Libertadores de América en 1972, 1973, 1974 y 1975, la Copa Interamericana en 1972 y 1974 y la Copa Intercontinental en 1973. Se quedó en ese club hasta 1975. Luego pasó a Boca Juniors en 1976. Con este club ganó los torneos Metropolitano y Nacional de 1976, Metropolitano de 1981, la Copa Libertadores de América en 1977 y 1978 y la Copa Intercontinental en 1977. Estuvo en Boca hasta 1981 jugando así un total de 194 partidos. 

Carlos Daniel Tapia:

Era una de las grandes promesas que había en Núñez.  Pero le tocó vivir unas malas temporadas en River, que en 1982 no peleó los primeros puestos y el "Chino" no era considerado para el equipo titular. De su paso por River se recuerda mucho un gol que le hizo a Platense en el Monumental después de gambetear a medio equipo calamar. En la ribera, el Chino rápidamente fue figura, se adueñó de la camiseta número 10 por varios años, y fue uno de los máximos referentes xeneizes de la época. Sus buenas actuaciones hicieron que Carlos Bilardo lo convocara para integrar el plantel de la Selección Argentina que ganó el Mundial de México 1986. Se fue de Boca varias veces y volvió siempre (es dueño de un extraño récord, fue "nuevo" jugador xeneize en 4 oportunidades). La última fue la más efectiva en cuanto a títulos, se consagró campeón del Apertura ´92 y levantó la Copa de Oro Nicolás Leoz, pero ya no era la figura, incluso había dejado la 10 en manos del Beto Alberto Márcico.