Sin diferencias en el Superclásico

Aunque River dejó mejores sensaciones que Boca, ninguno de los dos pudo quebrar el cero en el marcador. El conjunto del Muñeco contó con varias chances, pero no le pudo embocar al arco; mientras que el 'Xeneize' no sale de su conmoción futbolística. Lo mejor del partido, se pudo observar en las tribunas.

Sin diferencias en el Superclásico
Domingo, una de las figuras del partido, pelea la pelota con Tevez, de floja actuación. Foto: Olé.
River Plate
0 0
Boca Juniors
River Plate: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Emmanuel Mammana, Lionel Vangioni; Ignacio Fernández (67' Gonzalo Martínez), Leonardo Ponzio (72' Luis González), Nicolás Domingo, Sebastián Driussi (67' Iván Alonso); Rodrigo Mora, Lucas Alario. DT: Marcelo Gallardo.
Boca Juniors: Agustín Orion; Leonardo Jara, Daniel Díaz, Juan Manuel Insaurralde, Jonathan Silva; Pablo Pérez (78' Nicolás Colazo), Fernando Gago, Rodrigo Bentancur (59' Marcelo Meli); Nicolás Lodeiro; Carlos Tevez, Sebastián Palacios (74' Andrés Chávez). DT: Guillermo Barros Schelotto.
ÁRBITRO: Árbitro: Patricio Loustau. Amonestados: 7' Insaurralde (B), 24' Pérez (B), 48' Mammana (R), 65' Mercado (R), 81' Díaz (B), 83' Gago (B). Expulsados: no hubo.
INCIDENCIAS: Estadio: Monumental.

El Monumental repleto, a puro silbido cuando vio salir a Agustín Orion a la cancha para los ejercicios precompetitivos, esperaba ver un gran espectáculo y, sobre todo, a su equipo ganar. Pues bien, no pudo ver ni una cosa, ni la otra. River Plate y Boca Juniors no lograron sacarse diferencias en el marcador, aunque si se vieron algunas futbolísticas.

Guillermo Barros Schelotto debutaba en el banco xeneize por el torneo local. Sin embargo, aquí tampoco logró cumplir con la ley de técnico que debuta, gana. Boca siguió mostrando las grandes falencias, que supo dejar a la vista bajo la conducción de Rodolfo Arruabarrena. De todas maneras, el elenco de Marcelo Gallardo no tuvo la puntería fina y no pudo plasmar las diferencias futbolísticas en el marcador.

El conjunto visitante comenzó el encuentro intentando inquietar a Marcelo Barovero. Boca abrió la cancha e intentó aprovechar la velocidad de Carlos Tevez y Sebastián Palacios por las bandas. Sin embargo, con el transcurso de los minutos el Xeneize se fue apagando y, comandados por la dupla Leonardo Ponzio-Nicolás Domingo y el gran fútbol de Ignacio Fernández, River fue ganando protagonismo en el Monumental

La primer chance neta de gol estuvo en los pies de Gabriel Mercado, que conectó un gran centro de Fernández; pero la pelota se abrió mucho y se perdió por el fondo. Luego, a los 26 minutos, apareció Ponzio por sorpresa en el área, para buscar una pelota que bajó Sebastián Driussi. Sin embargo, Orion estuvo rápido y se quedó con el balón. Sobre el final de la primera etapa, Tevez intentó con un remate de afuera, que no fue gran inconveniente para Barovero. La última oportunidad para el Millonario, y la mejor antes de llegar al descanso, estaría en los pies de Rodrigo Mora, que sacó un potente remate, que se estrelló en el ángulo superior derecho del arco xeneize.

En el complemento, a River se le fundió la nafta y Boca pareció despertar de su siesta. Sin embargo, las mejores chances seguirían siendo del Millonario. A cuatro minutos de iniciada la segunda parte, Leonardo Jara sacó un remate muy alto, desaprovechando una buena chance de tiro libre. A los 52', sería Nacho Fernández el que desperdiciaría una oportunidad concreta de gol, rematando de pique al suelo, para que la pelota quedara mansa en las manos de Orion.

Ambos equipos merodeaban el área y, aún así, no lograban generarle un gran peligro a los porteros. El ingreso de Gonzalo Martínez le aportó frescura al mediocampo millonario, mientras que Boca ganó peso ofensivo con el ingreso de Andrés Chávez. Cuando restaban nueve minutos para el pitazo final, nuevamente Mora se perdería un senda chance de gol, tras un centro del ex Huracán. Esa sería la última oportunidad para cambiar el resultado, ya que los minutos restantes apenas si llegarían a las áreas.

River dejó la sensación de que mereció un poco más, pero tampoco demostró grandes diferencias con el vigente campeón. Los de Núñez abusaron de los pelotazos y los centros para Lucas Alario o Mora y, en la segunda parte, ya no supo cómo ir a buscar el resultado. 

Por su parte, Boca sigue sin encontrar su mejor versión y el cambio de técnico no pareció cambiar la historia. Aunque queda mucho por delante, el vigente campeón está lejos de la lucha por el título y el flojo nivel futbolístico genera preocupación. Los de Barros Schelotto no tuvieron capacidad creativa y la falta de gol, ante los compromisos importantes que se avecinan, son los puntos a trabajar y mejorar por parte del nuevo cuerpo técnico.

La mala noticia para el Muñeco Gallardo fue cómo se retiró Jonatan Maidana del campo de juego, una vez finalizado el encuentro. A falta de pocos minutos para que culmine el partido, el defensor se tiró al suelo y se tocó la cara posterior del muslo derecho. En principio, el marcador central habría sufrido una contractura, aunque todo indica que se perderá el encuentro ante San Pablo por la Copa Libertadores.