Máximos exponentes 'xeneizes'

Debido a que se cumplieron 111 años del Club Atlético Boca Juniors, VAVEL hará un repaso de los 10 máximos exponentes 'xeneizes'.

Máximos exponentes 'xeneizes'
Palermo y Riquelme, dos de los grandes ídolos de los últimos años. Foto: La Bombonera

Se cumplieron 111 años de vida del Club Atlético Boca Juniors y con VAVEL repasaremos 10 de los máximos exponentes a nivel futbolístico de esta institución.

Roberto Cherro: 

Lo llamaban el Cabecita debido a su gran efectividad con el cabezazo. Es uno de los máximos ídolos del club. Debutó en Primera el 2 de mayo de 1926 en un 3-0 contra Dock Sud. Ese mismo año fue goleador del torneo. Jugó 305 partidos y convirtió 221 goles (promedio de 0.72) hasta 1938 cuando se retiró del fútbol. Llegó a convertir 7 goles en un mismo partido (en el 9-1 contra Honor y Patria en 1930). En la Selección Argentina jugo 16 partidos con 12 goles. Jugó el mundial del 30. Ganó 7 títulos en el club y fue parte de una delantera histórica junto a Francisco Varallo y Benitez Cáceres, que en el torneo del 34' conviertieron entre los tres 60 goles de los 101 totales del equipo campeón. Otra particularidad de Cherro es que fue especialista en amargar a River, al que le convirtió 7 goles, 3 para triunfos por 1-0.

Francisco Varallo:

Debutó en Gimnasia de La Plata en la era amateur. Pasó a Boca en 1931 y jugó hasta 1939. Delantero aguerrido, poco elegante, pero con una efectividad y una pegada de media distancia mortífera. Lo apodaban el Cañoncito. Metió 194 goles en 224 partidos en Boca (0.87 promedio por partido, casi 1 gol por partido). Es el tercer máximo goleador del club. Lamentablemente tuvo que dejar el fútbol debido a una lesión en la rodilla, ya que ese tipo de lesiones eran incurables. Sino, probablemente, hubiera estado entre los máximos goleadores del fútbol argentino, aunque el promedio de gol que tuvo lo dice todo. Ganó tres títulos en Boca y cada vez que visitaba la Bombonera en los últimos años se lo recibía como una auténtica gloria se lo merece.

Antonio Roma:

Lo apodaban Tarzán. Se metía en el arco y lo tapaba. Especialista en los penales, jugo 332 partidos en Boca (1960-72) y ganó 6 títulos con el club. En 1969 batió el récord de valla invicta que, hasta ese momento, ostentaba Amadeo Carrizo (769 minutos). Su momento inolvidable fue el penal que le atajó a Delem en 1962 jugando contra River, el cual le sirvió para arrebatarle el título a que venía invicto hasta ese momento.

Diego Armando Maradona:

El mejor jugador en la historia del fútbol mundial jugó en Boca desde 1981 hasta principios de 1982 y luego regreso en 1995 hasta 1997 para finalizar su carrera en Boca Juniors, justo ganándole a River por 2 a 1 en el estadio Monumental. Logró obtener 1 título: el Metropolitano (1981). Más que un ídolo, Maradona es un ícono de la historia xeneize, ya que se conoce públicamente su fanatismo y amor por Boca Juniors, donde jugó 71 partidos, logrando convertir 35 goles. En 1980, la oferta más importante la había realizado River Plate, quien además le ofrecía ganar el mismo dinero que el jugador mejor pago del club, Ubaldo Fillol. Sin embargo, Maradona quería ser transferido a Boca Juniors, un club que pasaba por una mala situación económica y no se encontraba en condiciones de comprar su pase. Uno de los goles más recordado fue el del histórico 3 a 0 propinado al River de Passarella en una noche lluviosa en la Bombonera, donde Maradona convirtió tras gambetear y dejar en el suelo a Fillol y Tarantini. 

Oscár Córdoba:

El colombiano fue arquero de Boca desde 1997 a 2001 logrando obtener 6 titulos: 2 Apertura (1998, 2000), 1 Clausura (1999), 2 Libertadores (2000 y 2001) y 1 Intercontinental (2000). Era un arquero atajador de penales, Oscar Córdoba logró fusionar tres fenómenos muy comunes en la historia del arco de Boca: técnica, carisma y títulos. 

Jorge Bermúdez:

El colombiano jugó de defensor central en Boca desde 1997 a 2001 logrando 6 títulos: 2 Apertura (1998 y 2000), 1 Clausura (1999), 2 Libertadores (2000 y 2001) y 1 Intercontinental (2000). Un jugador duro, muy identificado con la garra que demostraba en el campo de juego, pura personalidad, líder dentro y fuera de la cancha. De buen juego aéreo, así marcó la mayoría de sus goles. Participó de la Copa del Mundo de 1998.  

Roberto Abbondanzieri:

Fue arquero de Boca desde 1996 hasta 2006 y desde 2009 a 2010, logrando 14 títulos: 4 Apertura (1998, 2000, 2003 y 2005), 2 Clausura (1999 y 2006), 3 Libertadores (2000, 2001 y 2003), 2 Intercontinentales (2000 y 2003), 2 Sudamericanas (2004 y 2005) y 1 Recopa (2005). Era otro de los arqueros ataja penales de Boca, uno de los más importantes, que fue clave en la obtencion de varios títulos de Boca, el Pato participó del Mundial 2006.  

Martín Palermo:

Jugó como delantero central en Boca desde 1997 hasta el 2000 y desde 2004 hasta el 2011 donde consiguió 14 títulos: 4 Apertura (1998, 2000, 2003 y 2005), 2 Clausura (1999 y 2006), 2 Libertadores (2000 y 2007), 1 Intercontinental (2000), 2 Sudamericanas (2004 y 2005) y 3 Recopas (2005, 2006 y 2008). Es el máximo goleador en la historia de Boca Juniors, con 236 goles en 404 partidos, siendo tambien el cuarto jugador con más actuaciones con la azul y oro. Es el jugador que más goles le convirtio a River (18). Su vida estuvo llena de situaciones muy peculiares, como la de marcar su gol número 100 con los ligamentos rotos; o la de convertir dos goles un par de días siguientes de que falleciera su hijo Stefano recién nacido; o al festejar un gol y que se le caiga una tribuna en su pierna provocandole una terrible lesión; o la de convertirle dos goles a los galácticos del Real Madrid en menos de cinco minutos y por la final del Mundo en el 2000; también la de convertir un gol desde atrás de mitad de cancha; la de convertir un gol de cabeza desde 40 metros; además la de volver de una gran lesión justo contra River convirtiéndole y dejándolo afuera de la Libertadores, etc. El Titán fue goleador en dos ocasiones: en el Apertura de 1998 con 20 goles (record) y en el Clausura 2007 con 11 tantos. Para algunos es considerado el máximo ídolo del club. 

Juan Román Riquelme:

Jugaba como mediocampista ofensivo (enganche) en Boca donde participó desde 1996 hasta 2002, la primera mitad del 2007, desde el 2008 al 2012 y 2013; y donde además obtuvo 11 títulos: 4 Apertura (1998, 2000, 2008 y 2011), 1 Clausura (1999), 1 Copa Argentina (2012), 3 Libertadores (2000, 2001 y 2003), 1 Intercontinental (2000) y 1 Recopa (2008), es el décimo jugador con más partidos en el club, con 359, habiendo convertido 88 goles. Para muchos es considerado el máximo ídolo del club, es reconocido mundialmente por su técnica y capacidad con el balón, teniendo una gran pegada y sabiendo leer los partidos con una gran calidad para dar sus pases. 

Carlos Tevez:

Deslumbró cuando apareció en Primera División en el conjunto de Boca, y con él consiguió en 2003 la Copa Libertadores de América -figura ante el Santos de Brasil-, la Copa Intercontinental -ante Milán- y el Torneo Apertura. Además, la Copa Sudamericana de 2004, con el Chino Benítez como DT.