Un empate que dejó sabor a poco

El último enfrentamiento entre Boca y Racing finalizó con un 0 a 0 para el olvido. No hubo público, por la sanción de la Conmebol al Xeneize, ni tampoco goles. Mucha jerarquía en cancha, pero poco fútbol.

Un empate que dejó sabor a poco
Por Copa Libertadores, Boca y Racing empataron 0 a 0 en un encuentro para el olvido. Foto: La Voz

El partido que protagonizarán Racing y Boca este miércoles podría ser determinante para ambos. Con la mente puesta en la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores y con la jerarquía que tienen estos equipos, el encuentro promete mucho.

Ambos planteles cuentan con grandes figuras como para dar un buen espectáculo. Pero en el último enfrentamiento no se hicieron notar. Fue 0-0 en una Bombonera sin público, por la sanción de la Conmebol debido al incidente del gas pimienta. Fue un partido al que le faltó emoción dentro y fuera del campo de juego. Un partido para el olvido.

En aquel encuentro, Boca intentó ser protagonista desde el comienzo. Pero el Xeneize no tuvo la claridad necesaria para llegar al arco rival y pagó por su falta de contundencia, algo habitual en ésa época del año. En parte, eso se debió por el trabajo defensivo que propuso Facundo Sava. Aunque solo en parte, porque el Xeneize llegaba poco y cuando lo hacía, fallaba en los metros finales.

En cambio, la Academia pareció ir a buscar el empate de visitante. Valioso punto si se toma en cuenta su eficacia como local. Pero pudo haber ido a por más ante un Boca que venía de cambiar de entrenador y no estaba afianzado completamente. El equipo del Colorado Sava sufrió la poca participación de Óscar Romero en el partido y casi que no generó fútbol durante los 90 minutos de juego. Un partido sin público, sin goles y sin espectáculo, algo que ambos equipos deberán cambiar si pretenden seguir con su ambición copera.

En esta ocasión, cada uno jugará su carta. La Academia sabe que si gana se asegura su pase a los octavos. Y como local se siente imbatible. Entre torneo y copa lleva 7 encuentros disputados en el año, en los cuales consiguió 5 victorias y 2 empates. Si tomamos en cuenta todo el Campeonato 2015, sus números en el Cilindro rozan la perfección.

Boca, en cambio, puede jugar un poco más con el resultado. En la última fecha, Racing deberá visitar a Bolívar en la altura de La Paz, con todo lo que ello implica. Si el equipo de Avellaneda decide tomar riesgos, al Xeneize se le abrirán los espacios y dependerá de su contundencia para poder aprovecharlos. Puede clasificarse en esta fecha, pero depende de una victoria propia y que el conjunto boliviano no consiga los tres puntos ante Deportivo Cali. Luego, el equipo de Guillermo Barros Schelotto cierra la zona de grupos en la Bombonera, frente al equipo colombiano que marcha último en la tabla. A priori, el partido se muestra como accesible. Pero en el fútbol todo es posible.