La decisión de ir con un equipo alternativo

Boca recibirá a Aldosivi con varios jugadores que están buscando ganarse su lugar entre los titulares de Guillermo. El Mellizo guarda lo mejor para la Libertadores, el máximo objetivo del 'Xeneize' en este semestre del año.

La decisión de ir con un equipo alternativo
Guillermo meterá varios cambios para enfrentar a Aldosivi por el torneo local. Foto: TyC Sports

Comienza la parte más dura de la competencia para Boca. Clasificado a los octavos de final de la Copa Libertadores, el objetivo pasará a ser lograr uno de los mejores primeros puestos para poder definir como local la mayor cantidad de cruces posibles. Y para ello deberá vencer al Deportivo Cali, que ya está eliminado, el próximo miércoles en la Bombonera. Para ese encuentro seguramente se vea en cancha a los jugadores que mejor vienen rindiendo en la era de Guillermo Barros Schelotto, aunque ello signifique poner un equipo alternativo este sábado frente a Aldosivi, por el Torneo de Transición 2016.

Se sabe que la máxima aspiración del Xeneize en este semestre del año es la Copa Libertadores. La meta es volver a los primeros planos internacionales, como el club lo supo conseguir a principios de la década pasada. Y eso es algo que tienen en claro tanto el cuerpo técnico como los jugadores.

El hecho de presentar un equipo alternativo ante Aldosivi justifica, en parte, todo eso que se viene planteando. Pero Boca no debe descuidar el certamen doméstico porque, en caso de no dar la vuelta olímpica en ambos torneos, la participación en la Copa Libertadores 2017 podría correr grandes riesgos. En ese caso, solo accedería a dicha competición saliendo campeón de la Copa Argentina 2016, o alcanzando al menos el segundo puesto de su zona, algo que aparece muy lejos en las posibilidades.

El equipo sería: Agustín Orion; Nahuel Molina Lucero, Fernando Tobio, Juan Manuel Insaurralde, Jonathan Silva; Leonardo Jara, Cristian Erbes, Marcelo Meli; Alexis Messidoro; Sebastián Palacios y Andrés Chávez.

Si se repasa la formación, hay jugadores que serían titulares en cualquier equipo, como se suele decir cotidianamente. Algunos nombres que estarán desde el arranque en la Bombonera forman parte de los futbolistas estables en el ciclo de Guillermo, como Orion e Insaurralde, titulares en todos los encuentros. Pero la gran mayoría está buscando su lugar en el primer equipo de Boca.

Molina es la tercera variante en el lateral derecho, por detrás de Gino Peruzzi y Jara, que actuará en el mediocampo. Tobio hoy está detrás de la dupla que conforman Daniel Díaz y el Chaco. Silva pelea mano a mano con Frank Fabra por el lateral izquierdo. Erbes era titular hasta el momento de su lesión y ahora tendrá la difícil tarea de recuperar su puesto. Meli es recambio permanente, incluso desde el ciclo de Rodolfo Arruabarrena. Pero nunca se terminó de consolidar en el puesto. Al igual que Palacios y Chávez, quienes perdieron bastante terreno en consideración del técnico (hoy los titulares son Cristian Pavón y Federico Carrizo). Por último se encuentra el juvenil Messidoro, de interesantes apariciones en el torneo de verano y que ahora buscará afianzarse en el plantel de Primera.

Un equipo alternativo, con todas las letras. Un equipo que deja a la vista cuales son las prioridades de Boca en este tramo del año. Solo resta saber si aprovecharán sus chances aquellos que quieran hacerse un lugar en el equipo titular del Mellizo.