Con doblete del Comandante, Boca volvió a ganar

Boca Juniors goleó a Aldosivi por 4 tantos frente a 1, en una Bombonera en estado pésimo. Los goles fueron obra de Bandiera para el Tiburón, y de Chávez (x2), Messidoro y Lodeiro para el Xeneize. De esta manera, mientras Boca se prepara para el partido del miércoles por Copa Libertadores, los de Mar del Plata se alistan para visitar a Olimpo.

Con doblete del Comandante, Boca volvió a ganar
Foto: Portal Xeneize

En una Bombonera repleta, Boca volvió a sonreír. Luego de trastabillar frente a Tigre, el miércoles enfrentó a Racing por Copa Libertadores en Avellaneda y logró la diferencia por la mínima. Con este envión de haber clasificado a la siguiente etapa, el equipo de Barros Schelotto recibió y goleó a Aldosivi por 4 a 1.

El estado del campo de juego del Alberto J. Armando era deplorable. A pesar de que la institución Xeneize cuenta con una lona que cobre el terreno para protegerlo de las precipitaciones, en los últimos días la lluvia fue lo suficientemente abundante para vulnerar la protección. En un campo similar a un pantano, se desarrolló la décima primera fecha, y Boca se quedó con los tres puntos.

El cotejo comenzó favorable para el Tiburón, que al minuto 21 de la primera parte, al quebrantar una débil defensa boquense, abrió el marcador con tanto de Bandiera y la visita se iba haciendo dueño de un partido trabado. Poco a poco los jugadores de Boca se iban afirmando y apostando a las jugadas individuales; hasta que después de mucho tiempo, el Comandante Chávez convierte el primero de un doblete y logra la igualdad para luego retirarse a los vestuarios.

El ingreso de Lodeiro por Molina le dio un tinte distinto al partido, le dio creación. No se concretó el primer minuto de la segunda parte que convirtió el gol que le dio la ventaja al Xeneize. Sólo pasaron poco más de 7 minutos para que Meli junto con Messidoro protagonicen la jugada del tercer tanto, que finalmente fue obra del pibe debutante. A 15’ de finalizar el encuentro, Chávez rompe su racha de 527 días tras convertir se segundo gol en el partido, siendo la sentencia definitiva.

Cada minuto que pasaba, era un minuto de destrucción para el terreno de la Bombonera que impedía el correr del balón y por ende, y mayor esfuerzo  de los jugadores que ya se mostraban agotados. Pero por ráfagas, debido a buenos pasajes de Rosales, Lamberti y Penco, Boca sufrió la posibilidad de que el marcador siga abierto.

Lo cierto es que gran parte de la titularidad Xeneize no estuvo presente para preservarse no sólo para el partido por Copa frente a Deportivo Cali, sino también para el Superclásico que se disputará el próximo domingo.

Los Melli apostaron por el ingreso de Erbes, ya recuperado, y de Messidoro, quien debutó ya que sólo había disputado un encuentro de carácter amistoso. El resto ya tenía minutos en el torneo y algunos habiendo partido desde el banco.

El tridente Chávez, Meli y Messidoro fue la pieza clave para desequilibrar una defensa de Aldosivi que de desfondó y dejó espacios. Mientras que Palacios no tuvo uno de sus mejores encuentros, en el medio, sin Pintita, Erbes buscó que sea rápido y la contención de la pelota, además de la recuperación junto con Meli.

De esta manera, el conjunto de la Ribera se ubica en la quinta posición con 17 puntos, producto de 5 triunfos,  2 equidades y  4 caídas. Sin embargo, Boca está a la expectativa de los resultados de San Martín de San Juan y Racing con 16 y 15 puntos, respectivamente, para no perder la esperanza de integrar el pelotón de quienes pelean por el título. En cambio, el equipo de Mar del Plata, sin posibilidades ya de pelear el campeonato, sigue en el fondo de la tabla de la Zona 2 con 13 tantos (3 triunfos, 4 empates y 4 derrotas).