Se viene Cali

Boca y Deportivo Cali se vuelven a ver las caras después del 0-0 en el estadio Palmaseca y analizamos la actuación de ambos equipos en su último choque en Colombia.

Se viene Cali
Imagen de los jugadores emblema de Deportivo Cali y Boca. (Fotos: web)

Mañana, desde las 19.30, Boca Juniors y Deportivo Cali cerrarán su participación en el Grupo 3 de la Copa Libertadores. Ambos equipos tienen una realidad muy distinta en esta edición de la copa. Por el lado del conjunto argentino, va en busca de la clasificación, ya que ganó el último partido ante el líder del grupo, Racing Club y quedó puntero con 9 unidades. Mientras que Deportivo Cali ya quedó sin chances de clasificar a la siguiente ronda. 

El encuentro en el que ambos conjuntos debutaron en la Libertadores, fue muy reñido y peleado. En el primer tiempo, Boca salió decidido a ganar mientras que Cali se replegaba atrás y cortaba (con faltas) el juego del Xeneize. Boca fue más que Cali en el primer tiempo, pero la fricción constante del local cortó la creatividad de Gago, Tevez y Pablo Pérez. A los 4 minutos, Carlos Tevez le sirve una pelota al lateral Jonathan Silva pero su remate se fue por arriba del travesaño. 

Las sistemáticas infracciones causaron que el juego se volviera brusco y mal intencionado, uno de los perjudicados de ello fue Nicolás Lodeiro, quién debió salir a los 10 minutos de comenzado el encuentro por una lesión en su muslo izquierdo. A los 24, Nahuel Molina tiró un centro desde la derecha y con un cabezazo débil y desviado, Sebastián Palacios perdía la oportunidad de poner a Boca en ventaja. Dos minutos más tarde, el Xeneize se salvó de perder a Tevez ya que el Apache fue muy fuerte de atrás, pero solo se ganó la amarilla. Y casi llegando al final del primer tiempo, el jugador colombiano Harold Preciado reventó el palo derecho de Agustín Orión desperdiciando la chance más clara del partido.

En el complemento la situación fue distinta. Boca se desenchufó y Cali quiso intentar ser más, pero sin poder lograrlo. Sin brillo y con pocas ocasiones de gol, el segundo tiempo se resumía con la magnífica actuación de Fernando Gago, quién se despachó con tres increíbles caños. El conjunto colombiano llegó más que el plantel dirigido (hasta ese entonces) por Rodolfo Arruabarrena, pero sin poder quebrar el cero.