Goleada histórica del 'Xeneize' al Cali

Con un doblete de Carlitos y tantos de Fabra, Chávez, Jara y Palacios, Boca goleó, en la 'Bombonera', por 6-2 al Deportivo Cali y se quedó con el Grupo 3 de la Copa Libertadores. Esta es la máxima goleada del conjunto de la Ribera ante el equipo colombiano, que contó con el aporte goleador de Casierra. Ahora, se viene River.

Goleada histórica del 'Xeneize' al Cali
Fabra hizo un partidazo y abrió la cuenta en la 'Bombonera' con un potente zurdazo. Foto: Télam.

Entonado y afilado llega Boca Juniors al Superclásico del próximo domingo. El conjunto de la Ribera se va encontrando con su mejor juego y qué mejor manera de demostrarlo, sino con una goleada. El equipo comandado por Guillermo Barros Schelotto venció, en la Bombonera, por 6-2 al Deportivo Cali. Frank Fabra, Carlos Tevez (por duplicado), Andrés Chávez, Leonardo Jara y Sebastián Palacios marcaron para el Xeneize; mientras que Mateo Casierra había puesto en ventaja al Verdiblanco con dos tantos en dos minutos.

Al minuto de haber comenzado el encuentro, Boca tendría la primer chance en los pies de Nicolás Lodeiro. El uruguayo sacó un buen remate de tiro libre, que Luis Hurtado, exigido, logró mandar al córner. El conjunto xeneize se encendía en ofensiva, pero tambaleaba en defensa, lo que permitió al conjunto de Fernando Castro llegar al área de Guillermo Sara.

Pasados los 16 minutos de la primera parte, Fabra se desprendió por la banda izquierda y, llevándose un poco de prepo la pelota, sacó un tremendo zurdazo al primer palo para vencer a Hurtado y abrir el marcador en la Bombonera. Boca se ponía en ventaja y se quedaba, parcialmente, con el Grupo 3. Sin embargo, los de Barros Schelotto tambaleaban en defensa y Deportivo Cali, a pura velocidad, intentaba sacar provecho de eso. Dos minutos después de abrir el marcador, fue el propio Fabra el que salvó el arco xeneize, tras un buen centro de Andrés Roa para Casierra, que no llegó a empujar el balón. Luego, el palo le negaría el gol a Alexis Rolín, que se tomaba la cabeza. A los 25 minutos, tras una buena combinación entre Nicolás Lodeiro Fernando Gago, el Comandante Chávez se perdió la chance de ampliar la ventaja xeneize: remató desviado ante la salida apresurada del portero colombiano.

Ya a los 35 minutos, Felipe Banguero desbordó por la banda izquierda, ante la pasividad defensiva del conjunto local, y mandó un centro preciso a la cabeza de Casierra, que igualó el cotejo. Boca se dispuso a sacar del medio, pero Gago perdió el balón ante la presencia de Fabián Sambueza, que encaró hacia el área rival. La jugada terminó, nuevamente, en los pies de Casierra, que empujó la pelota a la red para aventajar al conjunto del Pecoso Castro.  Sin embargo, la respuesta del Xeneize no se hizo esperar y, con un poco de fortuna, Tevez se encontró con un rebote en sus pies, que solo debió mandar a la red. De esta forma, el cotejo se iría en parda al descanso.

El segundo tiempo fue una sinfonía del Xeneize que, a casi tres minutos del pitazo inicial, volvió a ponerse en ventaja a través de Chávez. El Comandate encabezó un contragolpe y, a pura corrida, llegó al área rival y sacó un zurdazo inatajable para Hurtado. Luego, el palo le diría que no a Lodeiro, que sacó un zurdazo a colocar. Sin embargo, a los 26 minutos, llegaría un golazo y el alivio para equipo de la Ribera. El Apache (Tevez) sacó un gran remate de tiro libre, con comba al palo del arquero, para aumentar la distancia en el marcador. 

El 'Apache' fue figura, metió un doblete y se lo dedicó a Palermo. Foto: Minuto Uno.
El 'Apache' fue figura, metió un doblete y se lo dedicó a Palermo. Foto: Minuto Uno.

Después de poner dos goles de distancia en el marcador, Boca se floreó ante el Deportivo Cali y, a puro toque, buscaba aproximarse al arco de Hurtado. Tal es así que, tras una buena combinación colectiva, llegaría un centro de Fabra, que Chávez bajó de cabeza para que Jara remate al arco y, de esa forma, establezca el 5-2. Cuando quedaban poco más de tres minutos para el final del partido, Palacios se anotaría entre los goleadores del cotejo, tras una buena habilitación del ex Estudiantes.

El equipo de Guillermo gustó, ganó y goleó, justo en la previa del partido más importante que le queda por el torneo local: el Superclásico. Aunque hay que pulir ciertas cuestiones de cara al choque con River, el Xeneize no deja dudas y ya se parece al equipo que quiere el técnico.

Esta victoria, que seguramente marque la salida del Pecoso Castro del conjunto colombiano, es la más abultada en el historial entre Boca Juniors y Deportivo Cali. Anteriormente, el Xeneize ostentaba la máxima goleada pero por 4-0, por la Copa Libertadores de 1978.

Con este resultado, Boca se aseguró el primer puesto en el Grupo 3 y se encuentra a la espera de su próxima rival, por los octavos de la Copa. Sin embargo, primero piensa en el partido del domingo, ante el rival de toda la vida.