Le ganó siempre

Boca, que enfrentará mañana a Cerro Porteño, le sienta bien jugar contra el conjunto paraguayo, y es por eso que en esta nota detallamos los últimos enfrentamientos entre si.

Le ganó siempre
Boca buscará estirar su paternidad ante Cerro Porteño. Foto: Olé.

Tras terminar puntero en la fase de grupos de la Copa Libertadores, Boca jugará contra Cerro Porteño para seguir avanzando en el certamen continental. Con el partido de mañana, será el enfrentamiento número 16 entre ambos equipos, de los cuales el Xeneize, ganó la mayoría de esos partidos. 

Boca y Cerro se enfrentaron en condición de partido amistoso desde 1936 y profesional desde 1998. En ese año, jugaron por primera vez un partido oficial entre sí. Fue por la Copa Mercosur (competencia que dejó de existir hace varios años) y Cerro se llevó la victoria por 3 a 2 como local, pero Boca ganaría la serie en la Bombonera con un 3 a 1 y dejaría afuera a los paraguayos de esa copa. Guillermo Barros Schelotto, actual DT del Xeneize, ingresaría en el segundo tiempo de ese partido.

Tres años después, en 2001, se enfrentaron nuevamente por la Copa Mercosur pero esta vez, la pulseada la ganaría Cerro. Fue 0-0 en la Bombonera y 2-1 en Defensores de Chaco para que el conjunto paraguayo siguiera avanzando en la Copa.

Por Copa Sudamericana también jugarían dos veces distintas y en dos años consecutivos. El primer choque se da en 2004, Boca empata 1-1 en el Padre Ernesto Martearena de Salta e iguala 0-0 en Paraguay. Un joven Carlos Tevez sería partícipe de esa serie con el conjunto de la Ribera. El conjunto de la Ribera sería campeón de esa Sudamericana al igual que en la edición siguiente, en 2005, donde ambos equipos se cruzaron en los octavos de final. En la ida ambos equipos empatan 2-2 y en la vuelta, en cancha de Boca, el Xeneize golea 5-1 y se queda con la llave.

El último partido se da en 2014, también por la Copa Sudamericana y Boca pasaría a las semifinales luego de golear 4-1, de visitante, y vencer 1-0, en la Bombonera, al conjunto paraguayo que siempre, le sienta bien al Xeneize.