Boca sin diferencia ante Huracán

En la tarde de domingo, ante una Bombonera candente, Huracán visitó a Boca. El partido fue de igual a igual, pero terminó en un pobre 0 a 0, con errores a trabajar.

Boca sin diferencia ante Huracán
Foto: tuiterbostero

Boca sumó un punto tras un pobre empate frente a Huracán de Parque Patricios. A poco y nada de que finalice el Torneo de Transición 2016, cada partido es un puntapié inicial de cara a la Copa Libertadores que se disputa a mitad de semana.

El club de la Ribera presentó un partido que, en líneas generales, fue bueno, más si es en comparación con el último encuentro por campeonato local, ante el Bicho de la Paternal, frente al cual cayó por la mínima con un esquema carente absoluto de ideas.

Con la capitanía de Cristian Erbes, el mediocampo se volvió regular con el transcurso de los minutos, pero impreciso. Siempre estuvo presente un esquema de juego, pero el Globo es un rival duro de manejar.

La ofensiva de Huracán fue más decisiva al momento de avanzar, pero el extremo defensivo Xeneize se mantuvo despierto, con la destacable participación de Fernando Tobio frente a Wanchope Ábila, quien demostró ser digno de continuar en la institución boquense, y se coronó figura del partido.

Por grandes lapsos, Boca perdió el manejo de la pelota, predominando el ataque de Huracán y la reacción justa y necesaria de los de azul y oro. A poco del final del primer tiempo, el joven Chicco comenzó a presionar y contagiar a sus compañeros. Acto seguido un gol de Jonathan Silva debió ser anulado por estar en posición adelantada, según visión del juez.

La segunda mitad continuó el hilo de la primera parte. La consistencia del medio se conectaba con la defensa, y pocas veces se generó situaciones concretas de peligro para con la visita. Ya con Bentancur en cancha en lugar del Pichi Erbes, el juego de Boca se neutralizó y encontró un rumbo que siguió hasta el final, incluso siendo un equipo alternativo que poco a poco se afirma en el campo de juego. La parte ofensiva la protagonizaron Palacios y Benegas, que fueron los que más se animaron al arco rival.